BOPMA Boletín Oficial de la Provincia de Málaga

Edicto 917/2016

NOTA IMPORTANTE: este texto se muestra aquí sólo con fines de consulta. Su original en formato PDF, publicado el día 07 de marzo de 2016, es el único que cuenta con validez a efectos legales. Puede descargarse desde el siguiente enlace: 070316044.pdf.

Edicto 917/2016, publicado en el Boletín número 44 del día 07 de marzo de 2016

ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL
ARRIATE
Anuncio de aprobación definitiva de la Ordenanza General número 21, Reguladora de la Conservación y Mantenimiento de los Senderos de la Garganta del “Arroyo de la Ventilla”
Al no haberse presentado reclamaciones durante el plazo de exposición al público, queda automáticamente elevado a definitivo el acuerdo plenario inicial aprobatorio de la Ordenanza General número 21, Reguladora de la Conservación y Mantenimiento de los Senderos de la Garganta del “Arroyo de la Ventilla”, cuyo texto íntegro se hace
público, para su general conocimiento y en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 70.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local.
«Asunto tercero. Aprobación inicial de la Ordenanza General número 21, Reguladora de la Conservación y Mantenimiento de los Senderos de la Garganta del “Arroyo de la Ventilla”.
Considerando el interés que supone para el municipio la aprobación de la Ordenanza General número 21, Reguladora de la Conservación y Mantenimiento de los senderos de la Garganta del “Arroyo de la Ventilla”.
Visto el informe de Secretaría de fecha 24 de julio de 2015 sobre la legislación aplicable y el procedimiento a seguir para la aprobación de la referida ordenanza.
Visto el proyecto elaborado por los Servicios Municipales de Medio Ambiente, de la Ordenanza General número 21, Reguladora de la Conservación y Mantenimiento de los Senderos de la Garganta del “Arroyo de la Ventilla”, solicitado por providencia de Alcaldía y recibido en este Ayuntamiento.
Visto que, en Pleno de fecha 30 de julio de 2015, se dejó el asunto sobre la mesa a expensas de que la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente contestase la solicitud de revisión que se había pedido de esta ordenanza con el fin de conocer si el Ayuntamiento es competente para ejercer en base a la misma.
Visto que con fecha 4 de noviembre de 2015, y número de registro de entrada 2889, la Delegación Territorial de Málaga de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio remitió escrito a este Ayuntamiento según el cual “los senderos son bienes públicos del Ayuntamiento de Arriate y, por tanto, de su competencia en el marco legal correspondiente. Respecto a las competencias en materia de aguas y, una vez consultado el Servicio de Dominio Público Hidráulico y Calidad de las Aguas de esta Delegación Territorial, constan dos expedientes instados por esa Administración Local con relación al Arroyo de la Ventilla (MA-58846 y MA-60715) sin que en ninguno de ellos se hubiera autorizado actuación de zona de dominio público hidráulico, zonas de servidumbre o policía, por lo tanto, hay que concluir que los senderos objeto de la ordenanza no afectan al demanio hidráulico, sin perjuicio de lo expuesto, le indico que esta Delegación Territorial ejercerá la potestad sancionadora, en todos los supuestos tipificados como infracción administrativa conforme a la normativa que regula el sector”.
De conformidad con todo lo anterior, en virtud de los artículos 22.2.d) y 49 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, sometido el asunto a votación, quedó aprobado por mayoría absoluta el siguiente acuerdo:
Primero. Aprobar inicialmente la Ordenanza Ordenanza General número 21, Reguladora de la Conservación y Mantenimiento de los senderos de la Garganta del “Arroyo de la Ventilla”, con la redacción que a continuación se recoge:
“ORDENANZA GENERAL NÚMERO 21 REGULADORA DE LA CONSERVACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LOS
SENDEROS DE LA GARGANTA DEL “ARROYO DE LA VENTILLA”
TÍTULO I
Disposiciones generales
Artículo 1. Objeto Es objeto de esta ordenanza el establecimiento del régimen jurídico de los Senderos de la Garganta del “Arroyo de la Ventilla” del municipio de Arriate, en ejercicio de la competencia reconocida en el artículo 25.2 de la Ley 7/85, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local.
Artículo 2. Definición A los efectos de esta ordenanza son senderos aquellos caminos o veredas de titularidad pública y competencia municipal que proponen el placer de descubrir la variedad de los espacios naturales, el legado cultural de los pueblos, la historia a través de los vestigios del pasado, el mundo rural y sus formas de vida.
Artículo 3. Tipos de senderos La red de senderos que conforman la Garganta del “Arroyo de la Ventilla” son del tipo Senderos Locales (SL), que alcanzan hasta 10 km de longitud y su dificultad es mínima.
Artículo 4. Naturaleza jurídica Los senderos son bienes de dominio público del Ayuntamiento de Arriate y, en consecuencia, son inalienables, imprescriptibles e inem-
bargables, y no están sujetos a tributo alguno, de acuerdo con la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local. Derivan de la titularidad demanial de los mismos, las potestades de defensa y recuperación de los mismos.
CAPÍTULO I
De las potestades administrativas
Artículo 5. Facultades y potestades administrativas Compete al Ayuntamiento de Arriate el ejercicio de las siguientes facultades en relación a los senderos:
1. La ordenación y regulación del uso. 2. La defensa de su integridad mediante el ejercicio del derecho y deber de investigar los terrenos que se presumen pertenecientes a los senderos. 3. Su deslinde y amojonamiento. 4. Su desafectación así como, en su caso, su ampliación y restablecimiento. 5. Su conservación, mantenimiento y limpieza.
Artículo 6. Uso y utilización Los usos de los senderos vienen derivados de la definición que de los senderos se recoge en el artículo 2 de esta ordenanza, facilitando las comunicaciones rurales y sirviendo al municipio para los servicios propios de conservación del espacio natural “Garganta del Arroyo de la Ventilla”.
CAPÍTULO II
Régimen de proteccion, utilización y conservación de los senderos de la garganta del Arroyo de la Ventilla
Artículo 7. Limpieza y fincas colindantes con los senderos Todos los ciudadanos tienen derecho a disfrutar de un ambiente adecuado y de un entorno limpio y libre de residuos. En atención a este derecho, no está permitida, con carácter general, acción alguna que menoscabe la limpieza de la Garganta del Arroyo de la Ventilla, empeore su aspecto o vaya en detrimento de su ornato, dejando a salvo las situaciones autorizadas por el Ayuntamiento, previa la adopción de las medidas que este determine. Los propietarios o poseedores de fincas colindantes con los senderos a los que hace referencia esta ordenanza deberán abstenerse de realizar conductas que impidan mantener limpias las cunetas, escorrentías y pasos de agua de elementos u obstáculos como plásticos, tierras, cajas y hojas. En caso de prácticas incorrectas, deberán proceder a su limpieza. Si no lo hace, será requerido por el Ayuntamiento y ante la negativa del propietario o poseedor a llevarla a cabo, lo hará el personal municipal a su costa, sin perjuicio de la tramitación del expediente sancionador que proceda.
Artículo 8. Régimen general de uso y utilización de los senderos de la Garganta del Arroyo de la Ventilla
a) Queda prohibido depositar y echar tierra, piedras, todo tipo de escombros y restos de productos agrícolas o forestales en los senderos.
b) Queda prohibida la quema de los restos de productos agrícolas, forestales o de cualquier tipo en los senderos.
c) Quedan expresamente prohibidas las competiciones y carreras no autorizadas administrativamente que entrañen peligro a paseantes, animales domésticos y fauna salvaje. Las competiciones oficiales y las actividades turísticas organizadas en grupo deberán ser autorizadas por el Ayuntamiento de Arriate.
d) Los usuarios serán responsables de los daños que se produzcan en las pistas por no contemplar las normas contenidas en la presente ordenanza.
Artículo 9. Conservación de los senderos de la Garganta del Arroyo de la Ventilla
El Ayuntamiento de Arriate velará por la conservación en estado de utilización permanente de los senderos de la Garganta del Arroyo de la Ventilla. Igualmente tomará las medidas necesarias para evitar la pérdida de aquellos otros caminos (ramales, senderos…) que se consideren de interés.
CAPÍTULO III
De la defensa de los senderos
Artículo 10. El régimen de protección Este régimen de protección de los senderos de la Garganta del Arroyo de La Ventilla, dado su carácter demanial, será el que para los bienes del dominio público se establece en la Ley 7/1999, de 19 de septiembre, de Bienes de las Entidades Locales de Andalucía y en el Real Decreto 1372/1986, de 13 de junio, por el que se establece el Reglamento de Bienes de las Entidades Locales.
Artículo 11. Prerrogativas de la administración Corresponde al Ayuntamiento el ejercicio en las condiciones y formas señaladas en los artículos 63 a 74 de la Ley 7/1999 de 19 de septiembre y los artículos 44 a 73 del Real Decreto 1372/1986, de 13 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Bienes de la Entidades Locales, de las siguientes potestades: a) Potestad de investigación. b) Potestad de deslinde. c) Potestad de recuperación. d) Potestad de desahucio administrativo. El Ayuntamiento podrá establecer e imponer sanciones para la defensa de los senderos y para asegurar su adecuada utilización. Además, el Ayuntamiento tendrá la potestad para abrir cunetas.
Artículo 12. Prohibición general para circular con vehículos de motor
Está completamente prohibido circular con vehículos a motor por la red de senderos de la Garganta del Arroyo de la Ventilla.
CAPÍTULO IV
Desafectaciones y modificaciones del trazado
Artículo 13. Modificación del trazado Por razones de interés público, el Pleno podrá autorizar la variación o desviación del trazado del sendero, siempre que se asegure el mantenimiento de la integridad superficial, la idoneidad de los itinerarios y usos prevenidos en el artículo 6 de esta ordenanza.
CAPÍTULO V
Infracciones y sanciones
Artículo 14. Disposiciones generales 1. Las acciones y omisiones que infrinjan lo previsto en la presente ordenanza generarán responsabilidad de naturaleza administrativa, sin perjuicio de la exigible en vía penal o civil en que puedan incurrir los responsables. 2. La potestad sancionadora se ejercerá de conformidad con los principios establecidos en el Título IX de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.
Artículo 15. Clasificación de las infracciones 1. Las infracciones se clasificarán en leves, graves y muy graves. 2. Son infracciones leves:
a) Las acciones u omisiones que causen daño o menoscabo en los senderos sin que impidan el tránsito.
b) El incumplimiento de las condiciones establecidas en las correspondientes autorizaciones administrativas.
c) El incumplimiento total o parcial de las condiciones establecidas en la presente ordenanza y la omisión de actuaciones que fueran obligatorias conforma a ellas.
3. Son infracciones graves:
a) La rotulación o plantación no autorizada que se realice en cualquier sendero.
b) La realización de obras o instalaciones no autorizadas de naturaleza provisional.
c) La obstrucción de ejercicio de las funciones de policía, inspección o vigilancia previstas en esta ordenanza.
d) Haber sido sancionado por la comisión de dos faltas leves en un periodo de 6 meses.
e) La emisión de ruidos que perturben la tranquilidad de la fauna silvestre.
f) La circulación con vehículos a motor por la red de senderos de la Garganta del Arroyo de la Ventilla.
4. Son infracciones muy graves:
a) La alteración de los hitos, mojones o indicadores de cualquier clase destinados al señalamiento de los límites de los senderos.
b) La edificación o ejecución no autorizada de cualquier tipo de obras.
c) La instalación de obstáculos o la realización de cualquier tipo de actos que impida totalmente el tránsito o genere un elevado riesgo para la seguridad de personas que circulen por los mismos.
d) Encender fuego en cualquier zona de la Garganta del Arroyo de la Ventilla.
e) El abandono de basuras o desperdicios fuera del lugar indicado.
f) Causar molestias a los animales o destruir de cualquier modo la vegetación, estén catalogadas o no las especies vegetales o animales.
g) Utilización de productos químicos, sustancias biológicas, realización de vertidos o derrame de residuos que alteren las condiciones ecológicas de esas zonas.
Artículo 16. Procedimiento sancionador El procedimiento sancionador de las infracciones al régimen jurídico de los senderos será el establecido en el Reglamento del Procedimiento para el ejercicio de la Potestad Sancionadora, aprobado por Real Decreto 1398/1993, de 4 de agosto. El órgano competente para la resolución del procedimiento sancionador es el Alcalde, conforme dispone el artículo 21.1 k) de la Ley 7/85, de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local; a dicho órgano compete también la adopción de las medidas cautelares o provisionales destinadas a asegurar la eficacia de la resolución sancionadora que finalmente pueda recaer. En cuanto a la prescripción de las infracciones y de las sanciones, se estará a lo establecido en el artículo 132 de la Ley 30/1992.
Artículo 17. Sanciones Las sanciones se impondrán atendiendo a su repercusión o trascendencia por lo que respecta a la seguridad de las personas y los bienes, así como al impacto ambiental y a las circunstancias del responsable, su grado de culpa, reincidencia, participación y beneficio que hubiese obtenido.
1) Las infracciones leves, tendrán una sanción de 750 €. 2) Las infracciones graves, tendrán una sanción de 1.500€. 3) Las infracciones muy graves, tendrán una sanción de 3.000€. 4) En ningún caso la infracción impuesta podrá suponer un bene-
ficio económico para el infractor.
Artículo 18. Reparación del daño causado Sin perjuicio de las sanciones penales o administrativas que, en su caso procedan, el infractor deberá reparar el daño causado. La reparación tendrá como objeto lograr la restauración del sendero al ser y estado previos al momento de cometerse la infracción. El Ayuntamiento podrá, subsidiariamente, proceder a la reparación por cuenta del infractor y a costa del mismo. En todo caso, el infractor deberá abonar todos los daños y perjuicios ocasionados en el plazo que, en cada caso, se fije en la resolución correspondiente. El Ayuntamiento podrá imponer multas coercitivas por importe del veinte por ciento mensual, hasta un máximo de cinco mensualidades, de los costes de reparación del daño causado al dominio público local objeto de la ordenanza o limpias, podas, demolición de vallados o reposición de senderos, cuando requerido, cautelar o definitivamente, el infractor para el abono de los gastos irrogados a los caminos rurales, este no procediese a su pago en el periodo voluntario de cobranza.
CAPÍTULO V
Recursos
Artículo 19. Recursos Contra las resoluciones de la Alcaldía que pongan fin a la vía administrativa podrá interponerse recurso potestativo de reposición ante dicho órgano, en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de la notificación de la resolución; o bien, directamente recurso contencioso-administrativo ante el Juzgado, en las condiciones y plazos señalados en los artículos 45 y siguientes de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contenciosa-Administrativa.
Disposición final
Esta ordenanza entrará en vigor una vez publicado su texto íntegro en el Boletín Oficial de la Provincia y haya transcurrido el plazo de quince días hábiles previsto en el artículo 65.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, por remisión de lo dispuesto en el artículo 70.2 de la misma”.
Segundo. Someter dicha ordenanza a información pública y audiencia de los interesados, con publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga y tablón de anuncios del Ayuntamiento, por el plazo de treinta días para que puedan presentar reclamaciones o sugerencias, que serán resueltas por la Corporación. De no presentarse reclamaciones o sugerencias en el mencionado plazo, se considerará aprobada definitivamente sin necesidad de acuerdo expreso por el Pleno.
Tercero. Facultar al señor Alcalde-Presidente, para suscribir y firmar toda clase de documentos relacionados con este asunto».
Contra el presente acuerdo se interpondrá recurso contenciosoadministrativo, ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, en el plazo de dos meses
a contar desde el día siguiente a la publicación del presente anuncio, de conformidad con el artículo 46 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.
En Arriate, a 3 de febrero de 2016. El Alcalde-Presidente, firmado: Melchor Conde Marín.
917/16