BOPMA Boletín Oficial de la Provincia de Málaga

Edicto 4009/2016

NOTA IMPORTANTE: este texto se muestra aquí sólo con fines de consulta. Su original en formato PDF, publicado el día 21 de junio de 2016, es el único que cuenta con validez a efectos legales. Puede descargarse desde el siguiente enlace: 210616117.pdf.

Edicto 4009/2016, publicado en el Boletín número 117 del día 21 de junio de 2016

ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL
FRIGILIANA
Anuncio
Expediente: 1377/2015. Habiéndose expuesto al público en el BOPM, de fecha 12 de abril de 2016, la aprobación inicial de la Ordenanza Reguladora de las condiciones que deben satisfacer las Instalaciones de Naturaleza Agropecuaria autorizables en el suelo no urbanizable de Frigiliana al amparo de su PGOU y del artículo 50.b).a) de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), según acuerdo de Pleno de fecha 3 de marzo de 2016, y transcurrido el plazo de 30 días hábiles sin que se haya presentado reclamación alguna contra la misma, queda automáticamente elevado a definitivo el acuerdo plenario inicial aprobatorio de la Ordenanza Reguladora de las condiciones que deben satisfacer las Instalaciones de Naturaleza Agropecuaria autorizables en el Suelo No Urbanizable de Frigiliana al amparo de su PGOU y del artículo 50.b).a) de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), cuyo texto íntegro se hace público en cumplimiento del artículo 70.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local. Dicho acto es definitivo en la vía administrativa, y que contra el mismo podrá interponerse recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses contados a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga, ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia, con sede en Málaga. No obstante, podrá interponerse cualquier otro recurso que se estime procedente, bajo su responsabilidad. El texto íntegro de la ordenanza es del siguiente tenor literal:
“ORDENANZA REGULADORA DE LAS CONDICIONES QUE DEBEN SATISFACER LAS INSTALACIONES DE NATURALEZA AGROPECUARIA AUTORIZABLES EN EL SUELO NO URBANIZABLE DE FRIGILIANA AL AMPARO DE SU PGOU Y DEL ART. 50.B).a) DE LA LEY DE
ORDENACIÓN URBANÍSTICA DE ANDALUCÍA (LOUA).
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
El instrumento de planeamiento general vigente en el municipio de Frigiliana está conformado por la Revisión de las Normas Subsidiarias de planeamiento, las cuales se aprobaron definitivamente el 11 de Mayo de 1999 y se publicaron en el BOP con fecha 16 de junio de 1999, condicionadas a la tramitación de un expediente de cumplimiento, el cual se aprobó definitivamente el 29 de octubre de 2002 y se publicó el 13 de diciembre del mismo año. De esta forma con fecha 24 de Julio de 2003 se procedió por parte del Excmo. Ayuntamiento de Frigiliana, siguiendo las indicaciones de la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Málaga, a la aprobación de un Documento denominado Texto Refundido de las Normas Subsidiarias de Frigiliana que es el documento que a día de hoy conforma el instrumento de planeamiento en vigor en el municipio.
Una vez entra en vigor la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (Ley 7/2002 de 17 de Diciembre), en adelante LOUA, se produce un cambio normativo importante dentro del panorama urbanístico andaluz, estableciéndose una nueva normativa de elaboración, tramitación y aprobación plenamente autonómica, definiéndose un nuevo marco normativo que venía a trastocar las reglas del juego en base a las cuales se habían desarrollado todos los planeamientos vigentes. De ahí que la propia LOUA, si bien mantenía la vigencia de los planeamientos municipales existentes, establecía un régimen transitorio, recogido en su disposición transitoria segunda, por el que transcurridos cuatro años desde la entrada en vigor de la misma, no se podían aprobar modificaciones de planeamiento general que afectasen a las determinaciones propias de la ordenación estructural, a dotaciones o a equipamientos, cuando dicho
instrumento de planeamiento no se hubiera adaptado a la LOUA, al menos parcialmente.
Vista la situación, desde el Excmo. Ayuntamiento de Frigiliana, preveyendo la posibilidad de que a partir del 20 de enero de 2007 quedara bloqueado el planeamiento municipal puso en marcha la iniciativa que conllevara la completa revisión del mismo, encargando la redacción de un nuevo Plan General de Ordenación Urbanística de Frigiliana que diera cumplimiento a las determinaciones que el nuevo marco legislativo autonómico había generado. Así, los trabajos de redacción del nuevo PGOU de Frigiliana se iniciaron en el 2005, presentándose a nivel de Avance de Planeamiento en Julio de 2006. Mediante la publicación de anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga del día 28 de noviembre de 2006 se inicia el trámite pertinente de exposición pública, tras el cual fueron analizadas las sugerencias recibidas. Posteriormente al inicio de la redacción del citado Plan General, se produce la entrada en vigor del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), y la formulación y aprobación del POT, plan de ordenación del territorio de la Costa del SolAxarquía, lo cual, junto con otras circunstancias coyunturales, crearon un marco de cierta indefinición, incertidumbre, y contraposición a los objetivos urbanísticos del planeamiento previamente iniciado, que conllevaron que el Excmo. Ayuntamiento de Frigiliana “desistiera” transitoriamente de continuar la elaboración del PGOU, cuestión esta que se convirtió en común denominador a la mayoría de municipios andaluces que vieron como la hemorragia legislativa sectorial y autonómica convertía en una odisea la posibilidad de revisión de sus planeamientos urbanísticos. La consecuencia de todo esto conllevó que con posterioridad al 20 de enero de 2007 prácticamente ningún planeamiento municipal en la comunidad autónoma andaluza se hubiera aprobado con sus determinaciones adaptadas a la LOUA, y que por consiguiente se encontraran bloqueadas todas las posibles iniciativas para formular modificaciones que afectaran a la ordenación estructural de los planeamientos que regían los futuros urbanísticos de los municipios andaluces entre los que se encuentra Frigiliana. Así, en el caso de Frigiliana, cualquier planteamiento de nuevas iniciativas urbanísticas, que por ejemplo permitieran el cumplimento de las disposiciones legales relativas a las reservas de suelo destinado a vivienda protegida, no podían planificarse y desarrollarse a corto o medio plazo ante la mencionada demora que afectaba al nuevo PGOU y la imposibilidad legal existente de acometer innovaciones estructurales del planeamiento vigente.
Ante esta situación, desde la administración andaluza se promulga el Decreto 11/2008 de 22 de febrero que, con la intención de desbloquear dicha situación (común a muchos municipios de Andalucía) y desarrollar procedimientos dirigidos a poner suelo urbanizado en el mercado con destino preferente a la construcción de viviendas protegidas, establece una serie de medidas para agilizar y facilitar la “Adaptación Parcial” a la LOUA de las antiguas NNSS y PGOUs, de modo que sí resulte legalmente posible tramitar las Modificaciones estructurales que se consideren justificadas, y especialmente, las que tengan por objeto dotar al municipio de suelo residencial destinado mayoritariamente a vivienda protegida, y/o de suelos dotacionales, industriales, etc.
Así, en base a las determinaciones que se recogen en el Decreto 11/2008 de 22 de febrero, en junio de 2009, el Ayuntamiento de Frigiliana pone en marcha el procedimiento para la Adaptación Parcial a la LOUA de sus Normas Subsidiarias, produciéndose la apertura del período de exposición pública por pleno extraordinario el 23 de diciembre de 2009. Tras los informes pertinentes de la Dirección General de Urbanismo en su Comisión Interdepartamental, de la Delegación Provincial de Cultura de Málaga y de la Delegación Provincial de Medio Ambiente, se producen una serie de modificaciones sobre el documento llevado a exposición que afectan fundamentalmente al texto normativo. Así, el 26 de julio de 2010 (BOP de Málaga número 210 de 4 de noviembre), se aprueba, en Pleno de manera definitiva, la adaptación parcial a la LOUA de las Normas Subsidiarias de Frigiliana, pasando a denominarse las mismas Plan
General de Ordenación Urbanística de Frigiliana en base a las determinaciones que al respecto se recogen en la disposición transitoria 4.ª, punto 3 de la LOUA.
En el Plan General de Ordenación Urbanística de Frigiliana, en adelante PGOU, vigente en el municipio de Frigiliana contiene la ordenación y regulación de las diferentes clases y categorías de suelo que se define en la normativa urbanística vigente de rango superior, estableciendo los criterios necesarios para desarrollar las actuaciones posibles en cada uno de ellos. De este modo, se contiene una regulación pormenorizada de los usos y actividades permitidas en el suelo no urbanizable, conforme a los principios de sostenibilidad y respeto al medio ambiente y al entorno que impregnan y forman el conjunto del Plan General.
De acuerdo con el artículo 46 de la LOUA, uno de los motivos para la clasificación de unos terrenos como suelo no urbanizable es su valor, actual o potencial, agrícola, ganadero, forestal o cinegético. En dichos terrenos, según el artículo 50.B.a) de la meritada Ley, podrán desarrollarse aquellos actos precisos para su utilización y explotación conforme a los valores que determinaron su clasificación como suelo no urbanizable. Es decir, toda instalación agrícola, ganadera, forestal o cinegética es propia de estos suelos no urbanizables. En este sentido, el PGOU de Frigiliana, recoge en su capítulo 4.2, las condiciones que deben cumplirse para la autorización de actuaciones en el espacio natural, o lo que es lo mismo, en los ámbitos de suelo no urbanizable así clasificado por el planeamiento vigente. Concretamente, en lo referente a instalaciones de naturaleza agropecuaria, se establecen las condiciones generales para la implantación de instalaciones tales como depósitos, albercas, invernaderos de cultivo, invernaderos comerciales, instalaciones agrícolas, ganaderas y cinegéticas y almacenes de aperos de labranza. Sin embargo, esta normativa contenida en el PGOU no es exhaustiva, de modo que recoja la totalidad de aspectos que pueden afectar a las actuaciones permitidas en este tipo de suelo, debido a que su complejidad y extensión conllevaría la introducción de un texto normativo enormemente amplio y de difícil manejo. Por ello, hay cuestiones que han de ser objeto de una interpretación posterior, que permitan adoptar unos criterios generales de obligado cumplimiento para la ejecución de las mismas, con un absoluto respeto a las determinaciones del PGOU y de la LOUA.
Por tanto, el PGOU de Frigiliana permite la implantación de ciertas instalaciones de naturaleza agropecuaria en el suelo no urbanizable de la localidad, pero no contiene una regulación detallada de los criterios técnicos de construcción y ornato que han de observar los promotores de tales actuaciones, por lo que es preciso que se establezcan de forma general e indubitada para cada una de ellas.
Con la aprobación de esta Ordenanza, se establecen unos criterios técnicos para la construcción de las instalaciones de naturaleza agropecuaria autorizables según el PGOU vigente y al amparo del artículo 50.B.a) de la LOUA, con el objetivo primordial de que dichas construcciones no pierdan su carácter eminentemente rural y se minimice, en cuanto sea posible, su impacto en el entorno que las rodea.
Queda expresamente prohibido en suelo clasificado como suelo no urbanizable la edificación de uso residencial, es decir, no se podrán construir viviendas, salvo en los concretos supuestos permitidos por el ordenamiento jurídico.
Artículo 1. Objeto y ámbito de aplicación La presente ordenanza tiene como principal objeto la racionalización del uso del suelo no urbanizable o rural, de acuerdo a su propia naturaleza. Se regula la actuación del Ayuntamiento de Frigiliana en el ejercicio de sus competencias urbanísticas respecto a la verificación de la construcción y uso de las instalaciones de naturaleza agropecuaria autorizables en el suelo no urbanizable según el PGOU vigente en el municipio y al amparo del artículo 50.B).a). de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía(LOUA.)
Concretamente las instalaciones de naturaleza agropecuaria objeto de regulación serán las recogidas en los artículo 4.2.7, 4.2.10, 4.2.11, 4.2.13 y 4.2.14 del PGOU y que se corresponden con las siguientes instalaciones:
Instalaciones de albercas y depósitos (art 4.2.7. del PGOU). Instalaciones de invernaderos tradicionales de cultivo (artículo
4.2.10. del PGOU). Instalaciones de invernaderos comerciales (artículo 4.2.11. del
PGOU). Instalaciones de naturaleza agrícola, ganadera, cinegética o aná-
loga (art 4.2.13. del PGOU). Instalaciones de almacenamiento de aperos de labranza (art
4.2.14. del PGOU).
De conformidad con lo anterior, el ámbito de aplicación de la presente Ordenanza abarca todo el suelo del Término Municipal de Frigiliana, Provincia de Málaga, que posea la clasificación como Suelo No Urbanizable por el planeamiento general vigente en la localidad.
Artículo 2. Definiciones Actividad agraria: Se define como el conjunto de trabajos que se requiere para la obtención de productos agrícolas. Por otro lado también se considerará como actividad agraria, en consonancia con lo definido en la ley 19/1995, de 7 de julio, de modernización de explotaciones agrarias, la venta directa por parte de agricultores de la producción propia sin transformación o la primera transformación de los mismos, cuyo producto final esté incluido en el anexo I del artículo 38 del Tratado de funcionamiento de la Unión Europea, dentro de los elementos que integren la explotación, en mercados municipales o en lugares que no sean establecimientos comerciales permanentes, considerándose también actividad agraria toda aquella que implique la gestión o la dirección y gerencia de la actividad. Explotación agraria: Se define como el conjunto de bienes y derechos organizados empresarialmente por su titular en el ejercicio de la actividad agraria, primordialmente con fines de mercado, y que constituye en sí una unidad técnico-económica. Explotación ganadera: Se define como cualquier instalación, construcción o, en el caso de la cría al aire libre, cualquier lugar en los que se tengan, críen o manejen o se expongan al público animales de producción, tal y como se definen en el artículo 3.2 de la Ley 8/2003, de 24 de abril, de sanidad animal, con o sin fines lucrativos. A estos efectos, se entenderán incluidos los núcleos zoológicos, los mataderos y otros lugares en que se realice el sacrificio de animales, los centros en que se lleven a cabo espectáculos taurinos, las instalaciones de los operadores comerciales y los centros de concentración. Explotación cinegética: Aquéllas cuyo objetivo principal es la cría, producción o reproducción de animales de alguna de las especies incluidas en el anexo I del Real Decreto 479/2004, de 26 de marzo, por el que se establece y regula el Registro general de explotaciones ganaderas, para la posterior repoblación de cotos de caza y demás espacios cinegéticos, para su suelta en los mismos, para su caza, o para el abastecimiento de otras explotaciones cinegéticas. Instalaciones agropecuarias: Aquellas instalaciones necesarias para el correcto desarrollo de actividades relacionadas con la agricultura y la ganadería. Las instalaciones agropecuarias poseen un carácter provisional ya que en todo caso su construcción está asociada a una actividad agraria o a una explotación agraria, ganadera, cinegética o análoga. De este modo, aunque estas instalaciones se construyan con elementos y materiales de las construcciones permanentes, en el momento en el que cese la actividad agropecuaria asociada, deberán eliminarse de la parcela en que se ubiquen. Alberca:  Instalación agropecuaria consistente en una construcción hidráulica, bien excavada en tierra, bien realizada con fábrica de
ladrillo, tapial, mampostería u hormigón, en forma de estanque, cuya finalidad es almacenar agua a cielo abierto destinada a riego de cultivos agrarios.
Depósito: Instalación agropecuaria consistente en una construcción hidráulica cerrada situada en superficie o subterránea y ejecutada en ladrillo, mampostería, estructura metálica u hormigón, cuya finalidad será el almacenaje de agua destinada a riego de cultivos agrarios.
Invernadero tradicional de cultivo: Instalación agropecuaria consistente en una construcción temporal para el abrigo de cultivos cubierta de tela de plástico y soportada por elementos de madera o elementos someros y de hormigón, y tensores de alambres de acero y de altura suficiente para el trabajo de las personas.
Invernadero comercial: Instalación agropecuaria consistente en una construcción con vocación de permanencia para uso exclusivo de abrigo de cultivos de regadío pero que en lugar de ejecutarse como los invernaderos tradicionales de cultivo, se ejecutan con elementos transparentes de mayor dureza y sus soportes son también de mayor cualificación técnica.
Instalación de naturaleza agrícola, ganadera, cinegética o análoga: Instalación agropecuaria cuya finalidad es la producción de especies de naturaleza agrícola, ganadera, cinegética o análoga. Se considera dentro de este tipo de instalación los almacenes de productos agrícolas, los viveros, las granjas de animales, la cuadras para la cría de ganado, etc...
Instalación de caseta de almacenamiento de aperos de labranza: Instalación agropecuaria consistente en una pequeña construcción de 1 planta y no más de 40 m2 tipo cobertizo, que se use bien para el almacenamiento de aperos o para instalaciones, que en todo caso deberá estar vinculada a la actividad agraria.
Artículo 3. Usos Las instalaciones agropecuarias deberán mantener el uso exclusivo para el que están concebidos y que en todo caso estarán vinculados a la naturaleza agropecuaria de las mismas. A los anteriores efectos, los solicitantes de licencia para este tipo de instalaciones deberán manifestar en la misma su propósito de destinar la construcción a los usos específicos agropecuarios, respetando y garantizando que la construcción a realizar es la adecuada y suficiente para poder desarrollar tales uso. En ningún caso podrán destinarse estas edificaciones para uso residencial o cualquier otro distinto al especificado anteriormente. Con carácter excepcional, en el caso de las instalaciones de naturaleza agrícola, ganadera, cinegética o análoga y las instalaciones de almacenamiento de aperos de labranza se permitirá:
1. La instalación de un cuarto de aseo para cubrir las necesidades higiénicas del titular de la actividad agraria o la explotación agraria, ganadera o cinegética, así como la instalación de pequeños instrumentos que le permitan la preparación del sustento alimenticio propio de la jornada laboral. En todo caso, el mencionado cuarto de aseo deberá disponer de un sistema de evacuación de aguas residuales mediante un sistema de depuración homologado debiendo, en su caso, dar cumplimiento a las determinaciones recogidas el Decreto 109/2015, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento de Vertidos al Dominio Público Hidráulico y al Dominio Público Marítimo-Terrestre en lo referente a la autorización de vertido a fosas sépticas, depósitos estancos y redes de saneamiento municipales.
2. La disposición de tomas de agua para limpieza de las instalaciones así como la existencia de puntos de luz por estancias y las tomas de fuerzas necesarias para el correcto desarrollo de las actividades inherentes a este tipo de instalaciones.
Artículo 4. Condiciones Generales para la Construcción de Instalaciónes de Naturaleza Agropecuaria
Conforme a las determinaciones establecidas en el PGOU de Frigiliana, las condiciones generales para la construcción de instalaciones
de naturaleza agropecuaria en el suelo clasificado como no urbanizable serán:
1. Acceso: La parcela donde se pretenda la instalación de una construcción de naturaleza agropecuaria deberá tener acceso rodado mediante carretera, camino público existente o camino de nuevo trazado que deberá proyectarse por el promotor. La apertura de caminos estará sujeta a la previa obtención de licencia urbanística y, si no está incluida en un plan o proyecto aprobado, deberá justificarse en función de las necesidades de las instalaciones de naturaleza agropecuaria. Serán de aplicación las determinaciones establecidas en el art. 4.2.4 del PGOU de Frigiliana, así como cualquier otra disposición de rango superior sobre este particular.
2. Movimientos de tierras: Cuando la topografía del terreno exija para la implantación de la construcción la realización de movimientos de tierras, éstos no podrán dar lugar a desmontes o terraplenes de altura mayor de 1,50 metros, y deberán ajustarse a lo definido en el artículo 4.2.3 del PGOU de Frigiliana. Cuando la cota de implantación de las instalaciones de naturaleza agropecuaria requiera la construcción de una plataforma de nivelación, se permitirá como máximo un pequeño muro inferior a 1,50 m de altura siempre que sea tratado como muro de contención y ejecutado con piedra a la usanza tradicional, en su color natural de conformidad con el artículo 3.2.3 del PGOU. También será de aplicación las determinaciones recogidas en el artículo 4.2.5 del PGOU de Frigiliana para la formación de bancales y muros de contención. La formación de muros de contención de altura inferior a 1,50 m de altura, se recogerá en el proyecto y se resolverá, dentro de la parcela, la circulación de las aguas pluviales.
3. Protección del arbolado: Las instalaciones a realizar no podrán conllevar la tala de una superficie de arbolado superior al 5% de la parcela, debiendo replantarse la misma superficie de arbolado eliminada dentro del espacio no construido de la parcela.
4. Abastecimiento de agua: Se deberá garantizar el caudal mínimo de agua necesaria para la actividad, justificando la potabilidad del abastecimiento, cuando así lo requiera la actividad agropecuaria concreta, de acuerdo con lo establecido en la normativa vigente.
5. Suministro eléctrico: En caso de ser necesario se deberá garantizar la viabilidad del suministro de acuerdo con lo establecido en la normativa vigente.
6. Igualmente, se preverá el sistema de eliminación o traslado hasta un vertedero público autorizado, de los residuos sólidos derivados de las actividades agropecuarias desarrolladas.
7. Condiciones higiénicas: las instalaciones y construcciones de naturaleza agropecuaria cumplirán las condiciones de habitabilidad, higiene y seguridad que se establecen en la normativa urbanística desarrollada en el PGOU y aquellas que le sean de aplicación según la normativa sectorial concreta.
Artículo 5. Condiciones específicas para la construcción de cada una de las instalaciones de naturaleza agropecuaria autorizables
Además de las condiciones generales establecidas en el artículo 4 de la presente ordenanza, cada una de las instalaciones de naturaleza agropecuaria autorizables en el suelo no urbanizable del municipio de Frigiliana deberán cumplir una serie de requisitos específicos en función de las características intrínsecas de cada una de ellas.
En ningún momento se podrá autorizar el cambio de uso a vivienda de la edificación una vez construida. El Ayuntamiento ejercerá las revisiones, inspecciones y comprobaciones que sean precisas con el fin de evitar cualquier infracción en este sentido.
La legislación agraria vigente fija el régimen de las unidades mínimas de cultivos, a efectos exclusivamente agrarios y las parcelaciones rústicas, fraccionamientos, segregaciones o divisiones que a su amparo pudiesen hacerse, no son equiparables a la parcela mínima susceptible o no de ser edificada que se establece en el PGOU de Frigiliana.
5.1. Condiciones específicas para la instalación o construcción de albercas y depósitos.
De conformidad con el aartículo 4.2.7. del PGOU de Frigiliana, las albercas y depósitos autorizables en el suelo no urbanizable de Frigiliana
deberán cumplir las siguientes condiciones específicas:
EMPLAZAMIENTO
Las albercas y depósitos se deberán situar en todo caso en las partes más altas de las parcelas, al objeto de garantizar el riego de las mismas por gravedad.
La parcela mínima será de 500 m2. Al objeto de definir la superficie de la parcela sobre la que se pretende instalar
PARCELA MÍNIMA
un depósito o alberca se atenderá a aquella caracterizada jurídicamente en el momento de la solicitud mediante la aportación de nota simple registral actualizada e identificación catastral referente a la misma, conforme al requisito así
definido en el art. 13.e) del Reglamento de Disciplina Urbanística de Andalucía, Decreto 60/2010.
OCUPACIÓN MÁXIMA
Será como máximo del 20 % de la superficie de la parcela, incluyendo la propia alberca o depósito y sus instalaciones.
La instalación a desarrollar deberá situarse en todo caso fuera de las zonas de afección o dominio público por
legislación específica que pudieran afectar a cauces, riberas y márgenes, carreteras, caminos rurales y vías pecuarias,
SEPARACIONES MÍNIMAS líneas eléctricas, zonas arqueológicas, etc.
A lindero público
Será de 4 m.
A lindero privado
Será de 3 m.
La altura máxima será de 1,50 m medido sobre cada punto del terreno sin modificar. Si tiene mayor altura deberá
ALTURA MÁXIMA
quedar enterrado. Cualquier punto del terreno situado a menos de 3 m. de la pared del depósito no podrá estar a más de
2,50 m. de altura medido desde la coronación de la alberca o depósito.
La instalación, en todo caso, deberá quedar protegida del impacto visual desde los núcleos de población, carreteras
CONDICIONES ESTÉTICAS y caminos municipales para lo que deberá contar con plantación vegetal y chaparse los parámetros exteriores que
sobresalgan del nivel natural del terreno con piedra natural.
5.2. Condiciones específicas para la instalación o construcción de invernaderos tradicionales de cultivo
De conformidad con el artículo 4.2.10. del PGOU de Frigiliana, los invernaderos tradicionales de cultivo autorizables en el suelo no urbaniza-
ble de Frigiliana deberán cumplir las siguientes condiciones específicas:
EMPLAZAMIENTO
La localización del invernadero será la idónea para la actividad a desarrollar, debiendo justificarse la misma en la documentación técnica aportada al efecto.
No se define una parcela mínima para el desarrollo de esta tipología de instalación de naturaleza agropecuaria. No
PARCELA MÍNIMA
obstante, la parcela sobre la que se sitúe deberá encontrarse caracterizada jurídicamente en el momento de la solicitud mediante la aportación de nota simple registral actualizada y referencia catastral referente a la misma, conforme al
requisito así definido en el art. 13.e) del Reglamento de Disciplina Urbanística de Andalucía, Decreto 60/2010.
Será como máximo del 80 % de la superficie de la parcela, debiendo el resto tener un uso agrícola arbóreo, al objeto de
OCUPACIÓN MÁXIMA minimizar el impacto negativo en el paisaje. Dicha superficie deberá organizarse en módulos de superficie máxima 500
m2 y una dimensión máxima en cualquiera de sus lados de 40 m.l.
La instalación a desarrollar deberá situarse en todo caso fuera de las zonas de afección o dominio público por legislación
específica que pudieran afectar a cauces, riberas y márgenes, carreteras, caminos rurales y vías pecuarias, líneas
SEPARACIONES MÍNIMAS eléctricas, zonas arqueológicas, etc.
A lindero público
Será de 5m.
A lindero privado
Será de 5 m.
ALTURA MÁXIMA
La altura máxima será de 2,50 m medido sobre cada punto del terreno sin modificar.
La instalación, en todo caso, deberá quedar protegida del impacto visual desde los núcleos de población, carreteras y
CONDICIONES ESTÉTICAS caminos municipales para lo que deberá contar con plantación arbórea de manera obligatoria en una proporción de un
ejemplar cada 40 m2 de terreno ocupado.
APARCAMIENTO
En el caso de que la instalación requiriera para su actividad la presencia de vehículos, los aparcamientos necesarios deberán resolverse y situarse en el interior de la parcela así como las zonas de carga y descarga.
5.3. Condiciones específicas para la instalación o construcción de invernaderos comerciales De conformidad con el art. 4.2.11. del PGOU de Frigiliana, los invernaderos comerciales de cultivo autorizables en el suelo no urbanizable de Frigiliana deberán cumplir las siguientes condiciones específicas:
EMPLAZAMIENTO
La localización del invernadero será la idónea para la actividad a desarrollar, debiendo justificarse la misma en la documentación técnica aportada al efecto.
Será de 15.000 m2, debiéndose poder inscribir en la parcela un círculo de diámetro mínimo 50 m. Al objeto de determinar
la superficie de la parcela sobre la que se pretende la instalación del invernadero comercial, la misma deberá encontrarse
PARCELA MÍNIMA
caracterizada jurídicamente en el momento de la solicitud mediante la aportación de nota simple registral actualizada
e identificación catastral referente a la misma, conforme al requisito así definido en el art. 13.e) del Reglamento de
Disciplina Urbanística de Andalucía, Decreto 60/2010.
Será como máximo del 60 % de la superficie de la parcela, debiendo el resto tener un uso agrícola al objeto de minimizar
OCUPACIÓN MÁXIMA el impacto negativo en el paisaje. Dicha superficie deberá organizarse en módulos de superficie máxima 1000 m2 y una
dimensión máxima en cualquiera de sus lados de 40 m.l.
La instalación a desarrollar deberá situarse en todo caso fuera de las zonas de afección o dominio público por legislación
específica que pudieran afectar a cauces, riberas y márgenes, carreteras, caminos rurales y vías pecuarias, líneas
SEPARACIONES MÍNIMAS eléctricas, zonas arqueológicas, etc.
A lindero público
Será de 5m.
A lindero privado
Será de 7 m.
ALTURA MÁXIMA
La altura máxima será de 4,50 m medido en cualquiera de los puntos de su planta.
La instalación, en todo caso, deberá quedar protegida del impacto visual desde los núcleos de población, carreteras y
CONDICIONES ESTÉTICAS caminos municipales para lo que deberá contar con plantación arbórea de manera obligatoria en una proporción de un
ejemplar cada 40 m2 de terreno ocupado.
APARCAMIENTO
En el caso de que la instalación requiriera para su actividad la presencia de vehículos, los aparcamientos necesarios deberán resolverse y situarse en el interior de la parcela así como las zonas de carga y descarga.
5.4. Condiciones específicas para la instalación o construcción de naturaleza agrícola, ganadera, cinegética o análoga De conformidad con el artículo 4.2.13. del PGOU de Frigiliana, las construcciones o instalaciones de naturaleza agrícola, ganadera, cinegética o análoga autorizables en el suelo no urbanizable de Frigiliana deberán cumplir las siguientes condiciones específicas:
EMPLAZAMIENTO PARCELA MÍNIMA OCUPACIÓN MÁXIMA SEPARACIONES MÍNIMAS ALTURA MÁXIMA
CONDICIONES ESTÉTICAS
APARCAMIENTO
La localización de este tipo de instalación será la idónea para la actividad a desarrollar, debiendo justificarse la misma en la documentación técnica aportada al efecto.
Será de 5.000 m2, debiéndose poder inscribir en la parcela un círculo de diámetro mínimo 30 m. En el caso concreto de las instalaciones de naturaleza ganadera, la situación de la instalación o construcción deberá situarse en todo caso a más de 500 m., medidos en línea recta, de distancia de los núcleos de población, entendiéndose por los mismos los ámbitos de suelo urbano o urbanizable así definidos por el planeamiento general vigente. Al objeto de determinar la superficie de la parcela sobre la que se pretende la instalación de la instalación de naturaleza agrícola, ganadera, cinegética o análoga, la misma deberá encontrarse caracterizada jurídicamente en el momento de la solicitud mediante la aportación de nota simple registral actualizada e identificación catastral referente a la misma, conforme al requisito así definido en el art. 13.e) del Reglamento de Disciplina Urbanística de Andalucía, Decreto 60/2010.
Será como máximo del 25 % de la superficie de la parcela, debiendo el resto presentar plantación vegetal arbórea a fin de minimizar el impacto negativo en el paisaje.
La instalación a desarrollar deberá situarse en todo caso fuera de las zonas de afección o dominio público por legislación específica que pudieran afectar a cauces, riberas y márgenes, carreteras, caminos rurales y vías pecuarias, líneas eléctricas, zonas arqueológicas, etc.
A lindero público Será de 10 m.
A lindero privado Será de 15 m.
La altura máxima será de 4,50 m medido en cualquiera de los puntos de su planta.
a) La composición de fachadas, cubiertas, huecos y otros elementos arquitectónicos se adecuará a los modelos de la arquitectura tradicional de la zona, excepto en las construcciones cuya actividad exija un diseño específico.
b) Todas las paredes tendrán tratamiento de fachada, con paredes exteriores encaladas, y se tratarán con materiales adecuados al entorno.
c) Las cubiertas inclinadas serán de teja árabe envejecida. d) Se podrán abrir huecos en las fachadas, su forma y dimensión se adecuará a los modelos de la arquitectura
tradicional de la zona. La carpintería exterior será de madera o materiales que imiten a la misma con predominancia en los huecos de la dimensión vertical sobre la horizontal, y cerrajería basada en modelos tradicionales en las edificaciones del municipio para aportar seguridad a los materiales almacenados en las casetas. e) Sobresaliendo de la cubierta de la construcción sólo se permitirá la instalación de una chimenea para ventilación, no pudiéndose colocar ningún otro elemento constructivo. f) La planta será cuadrada o rectangular. g) Queda prohibido el empleo de materiales no tradicionales para los revestimientos de fachada (zócalos, alicatados o piezas cerámicas, ladrillo visto o sin revestir, chapa metálica, plásticos, fibrocemento, etc). h) En consecuencia con lo establecido en el presente artículo, se prohíbe la utilización de parámetros constructivos, materiales e instalaciones asimilables a los de las edificaciones residenciales. i) La instalación, en todo caso, deberá quedar protegida del impacto visual desde los núcleos de población, carreteras y caminos municipales para lo que deberá contar con plantación arbórea de manera obligatoria en una proporción de un ejemplar cada 40 m2 de terreno ocupado.
En el caso de que la instalación requiriera para su actividad la presencia de vehículos, los aparcamientos necesarios deberán resolverse y situarse en el interior de la parcela así como las zonas de carga y descarga.
5.5. Condiciones específicas para la instalación de caseta de almacenamiento de aperos de labranza De conformidad con el artículo 4.2.14. del PGOU de Frigiliana, las construcciones o instalaciones de casetas para almacenamiento de aperos de labranza autorizables en el suelo no urbanizable de Frigiliana deberán cumplir las siguientes condiciones específicas:
EMPLAZAMIENTO PARCELA MÍNIMA
La localización de este tipo de instalación será la idónea para la actividad a desarrollar debiendo justificarse que la misma es aquella en la que menor incidencia se produzca en el paisaje. El Ayuntamiento podrá exigir la plantación de elementos arbolados, en la medida que crea oportuno, que ayuden a la integración paisajística.
Será de 1.500 m2. Al objeto de determinar la superficie de la parcela sobre la que se pretende la instalación de la instalación de la caseta de almacenamiento de aperos de labranza se deberá tener en cuenta que la parcela de referencia será la definida en el catastro vigente en el momento de la aprobación del Avance del PGOU de Frigiliana (antiguas Normas Subsidiarias de planeamiento) en fecha 30 de noviembre de 1995 (BOJA n.º 16 de 1 de febrero de 1996), todo ello conforme a las determinaciones del Plan General. Por otro lado, la parcela deberá encontrarse caracterizada jurídicamente en el momento de la solicitud mediante la aportación de nota simple registral actualizada e identificación catastral referente a la misma, conforme al requisito así definido en el art. 13.e) del Reglamento de Disciplina Urbanística de Andalucía, Decreto 60/2010.
OCUPACIÓN MÁXIMA
Será como máximo de 40 m2 (excepto en suelo no urbanizable de especial protección por planeamiento municipal SNU-PPM-NUP2 “Protección Agrícola”, donde la superficie máxima ocupada será de 30 m2). El resto deberá presentar plantación vegetal arbórea al objeto de minimizar el impacto negativo en el paisaje. Los criterios de medición serán los definidos en el artículo 3.2.2. del PGOU de Frigiliana.
SEPARACIONES MÍNIMAS ALTURA MÁXIMA
La instalación a desarrollar deberá situarse en todo caso fuera de las zonas de afección o dominio público por legislación específica que pudieran afectar a cauces, riberas y márgenes, carreteras, caminos rurales y vías pecuarias, líneas eléctricas, zonas arqueológicas, etc.
A lindero público Será de 4 m.
A lindero privado Será de 10 m. Se permite reducir dicha separación a 3 m. previo acuerdo por escrito mediante acta notarial con el vecino colindante.
La altura máxima de cualquiera de sus cerramientos verticales será de 3,50 m medido en cualquiera de los puntos de su planta. Queda absolutamente prohibida la ejecución de más de una planta o de una planta sótano, por pequeño que sea.
CONDICIONES ESTÉTICAS
a) La composición de fachadas, cubiertas, huecos y otros elementos arquitectónicos se adecuará a los modelos de la arquitectura tradicional de la zona, excepto en las construcciones cuya actividad exija un diseño específico.
b) Todas las paredes tendrán tratamiento de fachada, con paredes exteriores encaladas, y se tratarán con materiales adecuados al entorno.
c) Las cubiertas serán inclinadas y terminadas en teja árabe envejecida. d) Se podrán abrir huecos en las fachadas, su forma y dimensión se adecuará a los modelos de la arquitectura
tradicional de la zona. La carpintería exterior será de madera o materiales que imiten a la misma con predominancia en los huecos de la dimensión vertical sobre la horizontal, y cerrajería basada en modelos tradicionales en las edificaciones del municipio para aportar seguridad a los materiales almacenados en las casetas. e) Sobresaliendo de la cubierta de la caseta de almacenamiento de aperos sólo se permitirá la instalación de una chimenea, no pudiéndose colocar ningún otro elemento constructivo. f) Se permitirá una terraza en alguna de las fachadas con una anchura máxima de 3 m (medida en perpendicular al plano de fachada), siempre que no supere el ancho de dicha fachada y que, en su caso, podrá estar cubierta con pérgolas de madera y /o metálica. Los pilares de apoyo de la misma podrán ser de obra con el mismo tratamiento que la fachada y paredes encaladas. Se permite la instalación de un pequeño pretil, a modo de asiento, limitando la terraza, y que en todo caso tendrá una altura menor de 50 centímetros. g) La planta será cuadrada o rectangular. h) Queda prohibido el empleo de materiales no tradicionales para los revestimientos de fachada (zócalos, alicatados o piezas cerámicas, ladrillo visto o sin revestir, chapa metálica, plásticos, fibrocemento, etc). i) En consecuencia con lo establecido en el presente artículo, se prohíbe la utilización de parámetros constructivos, materiales e instalaciones asimilables a los de las edificaciones residenciales. j) La instalación, en todo caso, deberá quedar protegida del impacto visual desde los núcleos de población, carreteras y caminos municipales para lo que deberá contar con plantación arbórea de manera obligatoria en una proporción de un ejemplar cada 40 m2 de terreno ocupado.
Artículo 6. Licencias La construcción de cualquier instalación de naturaleza agropecuaria de las recogidas en la presente ordenanza estará sometida, sin perjuicio de aquellas otras autorizaciones y/o informes pertinentes de cualquier otra Administración Pública, a autorización municipal mediante la necesidad de otorgamiento de licencia de obra mayor, la cual se deberá solicitar acompañada del correspondiente proyecto técnico. El meritado proyecto técnico deberá observar la documentación relacionada en el artículo 7 de la presente ordenanza. Al estar las instalaciones recogidas en la presente ordenanza vinculadas a una actividad agropecuaria será necesario que en todo caso se acredite fehacientemente que las tierras objeto de las mismas se encuentran en cultivo, en el caso de actividades agrarias, o que pueden albergar de manera fehaciente una actividad ganadera, en el caso de actividades ganaderas, cinegéticas o análogas. Todas estas circunstancias deberán recogerse en la inscripción en el Registro de la Propiedad.
Artículo 7. Documentación a aportar para la solicitud de licencia de obras Para la tramitación y obtención de la correspondiente autorización administrativa, licencia, para la construcción de cualquier instalación de naturaleza agropecuaria de las recogidas en la presente ordenanza, será necesario aportar la siguiente documentación:
1. Solicitud rubricada por el interesado/a debidamente cumplimentada. 2. Acreditación de la personalidad física o jurídica del interesado/a mediante la aportación de DNI/NIE en el caso del primero y de la documentación que acredite la capacidad legal en el caso de persona jurídica. 3. Certificado expedido por técnico competente, ingeniero agrónomo, en que se acredite que la finca o parcela cumple los requisitos exigibles para la actividad agropecuaria que en ella se pretende desarrollar, indicando las instalaciones de naturaleza agropecuaria mínimas necesarias desde un punto de vista técnico para que las mismas se puedan llevar a cabo, debiéndose concluir si la parcela es apta para la actividad pretendida una vez se desarrollen todas las instalaciones que técnicamente se consideran oportunas. 4. Nota simple actualizada de la finca registral y certificado gráfico-descriptivo de la parcela catastral. Los mencionados documentos deberán estar expedidos con un año como máximo de antigüedad respecto a la presentación de la solicitud de licencia de obras. 5. Proyecto Técnico de Obra e Instalación visado por el Colegio Profesional correspondiente, en los supuestos definidos en la normativa estatal, cuyo contenido será el necesario y suficiente que permita a los Servicios Técnicos Municipales conocer el objeto y detalle de las obras solicitadas, así como verificar que las mismas se ajustan a las determinaciones del planeamiento urbanístico en vigor. El meritado proyecto técnico deberá incluir:
* Memoria descriptiva y justificativa de la actuación, en la que se deberá hacer referencia a todas las condiciones urbanísticas de la misma y demostrar su cumplimiento. Para ello se deberá:
Justificar la vinculación de la instalación o construcción a desarrollar a una actividad agropecuaria, presentando una memoria justificativa de los cultivos existentes y a desarrollar en la misma en el caso de actividad agraria. O, cuando lo pretendido sea el desarrollo de una actividad ganadera o cinegética, un estudio de viabilidad pormenorizado en que se incluya un análisis de la actividad a desarrollar.
Justificar el cumplimiento de todos los parámetros urbanísticos, la inexistencia de otro tipo de construcciones en la parcela y la no afección a suelos sometidos a protecciones por legislación específica que impidan el desarrollo de la actividad pretendida.
* Plano topográfico de la parcela y de emplazamiento de las construcciones o instalaciones a desarrollar, acotando la distancia a linderos, a otras instalaciones colindantes, a caminos o veredas, carreteras, cauces, elementos arbóreos, núcleos de población, entre otras. Además se deberá incluir un plano de implantación en que se indiquen los desmontes y terraplenados a realizar justificando el cumplimiento de las alturas de muros contención conforme al artículo 4.2.5. del PGOU.
* Planos acotados a escala de plantas, alzados y secciones que permitan definir de manera completa las construcciones o instalaciones proyectadas.
* Planos de cimentación y estructuras acotados, secciones constructivas, planos de carpinterías y acabados, planos de instalaciones, etc.
* Presupuesto detallado desglosado por capítulos y resumen general de presupuesto.
* Documentación fotográfica en color del ámbito objeto de intervención y su entorno a fin de verificar el cumplimiento de las condiciones previas que debe poseer la parcela.
* Estudio Básico de Seguridad y Salud y Pliego de Condiciones técnicas de las instalaciones.
* Justificación, cuando la instalación requiera de un sistema de evacuación de aguas residuales, del cumplimiento de las determinaciones recogidas en el Decreto 109/2015, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento de Vertidos al Dominio Público Hidráulico y al Dominio Público Marítimo-Terrestre en lo referente a la autorización de vertido a fosas sépticas, depósitos estancos y redes de saneamiento municipales.
* Cualquier otra documentación exigible según la legislación vigente o que pudiera considerarse necesario incorporar por parte de los servicios técnicos municipales.
Artículo 8. Derecho supletorio En todo lo no previsto en esta ordenanza, se aplicará la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía,
el Reglamento de Disciplina Urbanística de Andalucía, aprobado por Decreto 60/2010, de 16 de marzo, así como el Plan General de Ordenación Urbanística de Frigiliana.
Disposición derogatoria única
Quedan derogadas todas aquellas disposiciones de igual o inferior rango que contradigan o se opongan a lo dispuesto en la presente ordenanza.
Entrada en vigor
De conformidad con lo establecido en el artículo 70.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, la presente ordenanza entrará en vigor una vez sea publicada íntegramente en el Boletín Oficial de la Provincia y haya transcurrido el plazo establecido en el artículo 65.2 de la citada norma.”
Frigiliana, 20 de mayo de 2016. El Alcalde-Presidente, firmado: José Antonio González Conejero.
4009/16