BOPMA Boletín Oficial de la Provincia de Málaga

Edicto 6709/2016

NOTA IMPORTANTE: este texto se muestra aquí sólo con fines de consulta. Su original en formato PDF, publicado el día 03 de octubre de 2016, es el único que cuenta con validez a efectos legales. Puede descargarse desde el siguiente enlace: 031016188.pdf.

Edicto 6709/2016, publicado en el Boletín número 188 del día 03 de octubre de 2016

FUENGIROLA
Secretaria General
Anuncio
El Pleno Corporativo de este Ayuntamiento, en sesión ordinaria celebrada el día 31 de agosto de 2016, aprobó definitivamente el Reglamento de Funcionamiento del Depósito de Detenidos/Presos de Fuengirola, cuyo texto es del siguiente tenor literal:
REGLAMENTO DE FUNCIONAMIENTO DEL DEPÓSITO DE DETENIDOS/PRESOS DE FUENGIROLA
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
El Pleno Corporativo del Ayuntamiento de Fuengirola, en sesión ordinaria celebrada el 20 de diciembre de 2010, aprobó el Reglamento de funcionamiento del Depósito de Detenidos/Presos de Fuengirola (en adelante RFDDF), publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga, de 30 de marzo de 2011.
La práctica diaria desde su entrada en vigor y la necesidad de adaptación normativa hace necesaria la modificación del RFDDF para el adecuado desarrollo de las competencias que, como cabeza de partido judicial, atribuye al Ayuntamiento de Fuengirola la disposición final quinta de la Ley 7/85, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local.
La finalidad del presente reglamento es la de regular, por un lado, la organización, el funcionamiento y el régimen jurídico del Depósito de Detenidos/Presos de Fuengirola (en adelante Depósito de Detenidos) y, por otro, los derechos y deberes de los internos y de aquellos encargados de su custodia.
REGLAMENTO DE FUNCIONAMIENTO DEL DEPÓSITO DE DETENIDOS DE FUENGIROLA
ÍNDICE
1. DISPOSICIONES GENERALES 2. RÉGIMEN DEL SERVICIO DE VIGILANCIA Y MEDIDAS CAUTELA-
RES DE SEGURIDAD 3. INGRESO DE INTERNOS 4. VISITAS 5. COMUNICACIONES DEL INTERNO CON LETRADO O PROCURADOR 6. ALIMENTACIÓN E HIGIENE 7. DESNUDOS INTEGRALES 8. INGRESO DE MUJERES ACOMPAÑADAS POR SUS HIJOS 9. CONFECCIÓN DE LA RELACIÓN DE DETENIDOS/PRESOS 10. FACULTADES DE LA JEFATURA DE POLICÍA LOCAL 11. DISPOSICIÓN DEROGATORIA 12. DISPOSICIÓN FINAL 1. DISPOSICIONES GENERALES
1.1. El presente reglamento tiene por objeto regular el régimen interior, la organización y el funcionamiento del Depósito de Detenidos de Fuengirola.
1.2. El Depósito de Detenidos es un centro de carácter preventivo destinado a la custodia de detenidos, presos o penados (en adelante internos), cuya gestión corresponde, en régimen de competencia delegada, al Ayuntamiento de Fuengirola, en virtud de la disposición final quinta de la Ley 7/85, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local.
1.3. El presente reglamento regirá únicamente para el Depósito de Detenidos situado en el término municipal de Fuengirola, y es de obligado cumplimiento tanto para los internos como para los miembros de la Policía Local del Ayuntamiento de Fuengirola encargados de la custodia de aquellos y para las demás Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que soliciten y se les conceda el uso de estas instalaciones.
1.4. Todos los agentes de la Policía Local del Ayuntamiento de Fuengirola destinados a la custodia de los internos están obligados a conocer el presente reglamento y a cumplir y hacer cumplir lo dispuesto en él.
1.5. La actividad que se llevare a cabo en relación con el Depósito de Detenidos se desarrollará con las garantías y dentro de los límites establecidos por la Constitución, las leyes, los reglamentos y las sentencias judiciales y con total respeto a la personalidad y dignidad de los internos. En particular, adecuarán su comportamiento a lo dispuesto en la Instrucción 12/2007, de la Secretaría de Estado de Seguridad, sobre los comportamientos exigidos a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para garantizar los derechos de las personas detenidas o bajo custodia policial, o cualquier otra que la desarrolle o sustituya.
1.6. El Depósito de Detenidos, dependiente de la Unidad que desarrolla sus servicios ordinarios en turnos de 24 horas, constará de las siguientes áreas o zonas:
1.6.1. PUESTO DE VIGILANCIA Y CONTROL
Espacio en el que se ubican los distintos elementos de vigilancia (cámaras, controles de apertura y cierre, interruptores de iluminación, sistema de megafonía ....) necesarios para el adecuado funcionamiento de las dependencias, y en el que prestarán servicio los agentes encargados de la vigilancia y custodia de los internos.
1.6.2. ÁREA DE VISITAS
Constará de dos espacios separados y destinados respectivamente al visitante y al interno.
1.6.3. ÁREA DE TRÁMITES Y PERTENENCIAS
Primera zona de seguridad, destinada a la realización de los trámites burocráticos relacionados con los internos y el depósito de las pertenencias de los mismos.
1.6.4. ÁREA DE PREVENCIÓN
Segunda zona de seguridad, en la que se mantendrá al interno o detenido durante el tiempo imprescindible para la realización de gestiones necesarias, desde su entrada en el recinto hasta su ingreso en el Depósito de Detenidos, salida en libertad o traslado a otras dependencias. Los ingresos y salidas de esta zona deberán quedar reflejados en el correspondiente registro.
1.6.5. DEPÓSITO DE DETENIDOS PROPIAMENTE DICHO
Tercera zona de seguridad, a la que accederán exclusivamente aquellos detenidos, presos o penados que consten como tales en el correspondiente registro. Consta de seis celdas, con capacidad para dos personas cada una de ellas.
1.7. Los documentos que se originen como consecuencia de la entrada, estancia y salida de los internos deberán ajustarse a los modelos que al efecto se establezcan mediante instrucción interna dictada por la Jefatura de Policía.
1.8. El responsable del Depósito de Detenidos se establecerá mediante instrucción interna, y velará por el correcto y adecuado cumplimiento de lo dispuesto en el presente reglamento y de cuantas Instrucciones se dicten para su desarrollo, así como de disponer la custodia de los internos, todo ello sin perjuicio de la supervisión que pudiere efectuarse por parte de sus mandos superiores.
1.9. La responsabilidad de la custodia de los internos, así como del cumplimiento de lo dispuesto en el presente reglamento a tal respecto, corresponde al funcionario destinado en cada momento a dicho cometido.
2. RÉGIMEN DEL SERVICIO DE VIGILANCIA Y MEDIDAS CAUTE-
LARES DE SEGURIDAD
2.1. NORMAS GENERALES
2.1.1. El servicio de vigilancia del Depósito de Detenidos de Fuengirola está atribuido a la Policía Local del Ayuntamiento de Fuengirola. Esta vigilancia será realizada por el personal con que cuenta la Jefatura, de acuerdo con las necesidades del servicio, el número de internos y la conflictividad de estos. En todo caso, el personal destinado al Depósito de Detenidos tendrá el carácter de funcionario público.
2.1.2. Los agentes que presten servicio en el Depósito de Detenidos no podrán abandonar en ningún momento la vigilancia y custodia de los internos. Cuando por cualquier causa justificada tuvieran que ausentarse del lugar de trabajo, lo deberán comunicar previamente al responsable del depósito para que éste proceda a la correspondiente sustitución.
2.1.3. Los agentes de cada turno no podrán cesar en el servicio antes de ser relevados por los del siguiente. El responsable del Depósito de Detenidos velará por que, a lo largo de cada turno, se realicen las revisiones necesarias para detectar cualquier incidencia que pudiere producirse en el interior de las instalaciones. En dichas revisiones se verificará el estado de los detenidos y de las instalaciones, debiendo quedar constancia documental de los horarios en que se realicen dichas revisiones.
2.1.4. El servicio se realizará siempre con el uniforme reglamentario al completo, sin gorra.
2.1.5. En caso de incendio, altercados, lesiones o circunstancias análogas, los agentes que presten servicio en el Depósito de Detenidos estarán obligados a comunicarlo de forma inmediata, solicitándose refuerzos si resultare necesario.
2.1.6. Los agentes destinados al Depósito de Detenidos no podrán mantener conversaciones con los internos, salvo de las que sean imprescindibles para el funcionamiento interno del servicio.
2.1.7. Los agentes destinados al Depósito de Detenidos quedan obligados a velar por la conservación del material de todo tipo que se encuentre allí. En caso de sustracción, deterioro o pérdida del material del almacén, lo pondrán inmediatamente en conocimiento de su superior jerárquico para que adopte las medidas pertinentes.
2.1.8. Los internos vendrán obligados, antes de su salida del Depósito de Detenidos, a la limpieza de la celda ocupada, extremo por el que velarán los agentes encargados de su custodia cuando se produzca la citada salida.
2.2. MEDIDAS CAUTELARES DE SEGURIDAD
2.2.1. Como medida de seguridad, las celdas permanecerán cerradas en todo momento. En cualquier caso, permanecerán cerradas cuando en el depósito no se encuentre ningún detenido.
2.2.2. Los agentes de vigilancia nunca entrarán solos en el interior de las celdas y en ningún caso se entrará en el pasillo de seguridad o en el recinto de las celdas, duchas o lavabos llevando el arma de fuego reglamentaria.
2.2.3. A efectos de la seguridad del edificio, queda prohibido hacer ingresos superiores a la capacidad del establecimiento.
2.2.4. A los internos no se les suministrarán más medicamentos que los prescritos por el médico forense en los supuestos de internos a disposición judicial o por los servicios médicos del servicio de urgencias para el resto de internos. En tales casos se adjuntará copia del documento de prescripción facultativa a la documentación del interno.
2.2.5. Cada vez que el interno salga del depósito de detenidos y vuelva a entrar en el mismo deberá ser debidamente cacheado.
2.2.6. Al igual que en el resto de las instalaciones policiales queda prohibido fumar en las dependencias objeto del presente reglamento.
2.2.7. El Depósito de Detenidos contará con las medidas de seguridad necesarias para su adecuado funcionamiento. En este sentido, y conforme a la recomendaciones dictadas por el Defensor del Pueblo, cobra especial importancia el sistema de videovigilancia de las instalaciones, que registran tanto imágenes como sonido en sus respectivas ubicaciones.
3. INGRESO DE INTERNOS
3.1. El ingreso de internos se realizará conforme al procedimiento que se establezca mediante instrucción interna. El ingreso y salida de internos se deberá reflejar tanto en la base de datos informática existente al efecto, como en el libro registro correspondiente.
3.2. El ingreso de internos a disposición judicial se llevará a cabo solamente en virtud de mandamiento u orden escrita de dicha autoridad, que deberá ser entregada en el mismo acto.
3.3. El ingreso de detenidos policiales se llevará a cabo únicamente en virtud de solicitud de ingreso escrita por parte del responsable de la detención, que deberá ser entregada en el mismo acto, acompañada de la oportuna lectura de derechos.
3.4. En ningún caso se admitirán con carácter de detenidos a los enfermos mentales que, como consecuencia de la gravedad de su enfermedad, precisen tratamiento médico en un centro hospitalario o psiquiátrico, salvo orden expresa en contrario dictada por la autoridad judicial de la que dependan.
3.5. Tampoco se admitirá ninguna persona con disminución física o psíquica que precise la asistencia de otra persona para su atención ordinaria y habitual, por no reunir el Depósito de Detenidos las condiciones necesarias para ello.
3.6. A todos los efectos, el ingreso a las dependencias del Depósito de Detenidos se producirá en el mismo momento en que el agente de la Policía Local responsable de su custodia entregue a la autoridad o funcionario competente que realiza el ingreso el correspondiente documento que así lo acredite.
3.7. Queda prohibido el ingreso en la misma celda de personas de sexo diferente, así como delincuentes habituales o peligrosos con acusados de delitos menores no reincidentes, salvo mandato judicial.
3.8. Salvo en casos excepcionales y justificados, no se cambiará de celda a los detenidos.
3.9. En el momento de hacerse cargo de los internos, los agentes encargados del depósito procederán a cachearlos, respetando siempre los derechos que les reconoce la legislación vigente y adoptando las medidas adecuadas para evitar cualquier tipo de enfermedad contagiosa. En todo caso, el registro de los internos será realizado siempre por agentes de su mismo sexo.
3.10. Los internos usarán sus propias prendas de vestuario, a las que se les despojara de todo aquello que pueda suponer un riesgo para la integridad física del interno o de los funcionarios encargados de su custodia (cordones de zapatos, cinturones, etc..).
3.11. Los internos, en el momento de su ingreso, deberán depositar todos los efectos que porten.
Los objetos depositados serán guardados en recipientes destinados para ello, relacionándose en el documento correspondiente por parte del funcionario de servicio en el Depósito de Detenidos, debiendo firmar en el citado documento la recepción por parte del funcionario y la entrega por parte del interno.
3.12. Los objetos recogidos serán guardados en el lugar destinado el efecto y se entregarán, tal y como se recibieron en el ingreso, en
el momento de la salida del interno del depósito, debiendo firmarse igualmente el trámite de devolución.
3.13. Si se interviene a los internos cualquier sustancia estupefaciente u objeto prohibido, se estará a lo dispuesto en las disposiciones vigentes.
3.14. Los detenidos serán puestos en libertad si, transcurridas setenta y dos horas desde el momento del ingreso, no se hubiere recibido mandamiento de libertad u orden de prisión de la autoridad competente. No obstante lo anterior, se pondrá previamente el hecho en conocimiento de la autoridad competente, con objeto de posibilitar la subsanación en su caso de omisiones o errores administrativos.
3.15. Cuando otro Cuerpo de Seguridad solicite el ingreso de un detenido se le prestará el auxilio debido, si bien un funcionario del cuerpo solicitante deberá encargarse de la custodia correspondiente. El cuerpo solicitante asumirá igualmente la alimentación, asistencia médica y traslados, así como cualquier otra necesidad o circunstancia que se pueda plantear con respecto al detenido.
4. VISITAS
4.1. El horario de visitas será el que se establezca mediante instrucción interna del cuerpo.
4.2. Los familiares deberán acreditar documentalmente el parentesco con los internos. Los visitantes que no sean familiares deberán obtener autorización expresa del Jefe de Policía o del responsable del Depósito de Detenidos, en ausencia de aquel.
4.3. Las comunicaciones orales se anotarán en el registro establecido al efecto, en el que se hará constar el nombre del interno, el de los visitantes, el domicilio de estos y la reseña de sus respectivos documentos de identificación personal.
4.4. Tanto los internos como sus visitantes están obligados a observar un comportamiento correcto. Cuando unos u otros no se comporten correctamente, el funcionario que vigila las comunicaciones deberá suspenderlas, dando cuenta al responsable del depósito y anotando la incidencia en el registro correspondiente.
4.5. Además de las comunicaciones ordinarias, se podrán autorizar otras de carácter extraordinario por motivos debidamente justificados en cada caso.
4.6. El número de visitas ordinarias por interno y día será de una.
4.7. Cualquier excepción, no contemplada en los apartados anteriores, deberá ser autorizada expresamente por el Jefe de Policía o por el responsable del depósito.
5. COMUNICACIONES DEL INTERNO CON LETRADO O PROCURADOR
Las comunicaciones de los internos con sus abogados defensores y con los procuradores que los representen se celebrarán de acuerdo con las siguientes reglas:
1. Se identificará al comunicante mediante la presentación del documento oficial que le acredite como abogado o procurador en ejercicio.
2. El comunicante habrá de presentar además un volante de su respectivo colegio, en el que conste expresamente su condición de defensor o de representante del interno en las causas que se siguieran contra el mismo o como consecuencia de las cuales estuviera cumpliendo condena. En los supuestos de terrorismo o de internos pertenecientes a bandas o grupos armados, el volante deberá ser expedido por la autoridad judicial que conozca de las correspondientes causas, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 520 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
6. ALIMENTACIÓN E HIGIENE
6.1. Por razones de seguridad, no se admitirán paquetes de ningún tipo, ni producto alimenticio alguno que no sea servido por establecimiento autorizado y en los horarios de comida establecidos, a excepción de los destinados a internos que, por prescripción facul-
tativa y con autorización del médico forense, en caso de hallarse a disposición judicial, deban seguir un régimen alimenticio especial que, a ser posible, será servido igualmente por el establecimiento autorizado.
6.2. Aquellos internos que deseen cambiarse de ropa y esta le sea proporcionada por algún visitante, lo realizarán en ese momento, intercambiando ambas. El funcionario de policía vigilará que en las prendas de que se trate no se oculte efecto o sustancia alguna que pueda resultar peligrosa para la integridad física del interno o de los agentes o resulte prohibida.
6.3. El horario de comidas será el que se establezca mediante instrucción interna.
7. DESNUDOS INTEGRALES
Resulta de aplicación lo dispuesto en Instrucción 19/2005, de 13 de septiembre, de la Secretaría de Estado de Seguridad, relativa a la práctica de las diligencias de registro personal por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que dispone:
Primera. La práctica del desnudo integral durante los cacheos policiales, con el fin de averiguar si el sujeto porta en los pliegues u otras partes de su cuerpo o entre sus ropas algún objeto peligroso o prueba incriminatoria, únicamente se efectuará en la persona del detenido o preso y deberá ajustarse a las condiciones y requisitos siguientes:
1.º Se entiende por desnudo integral la diligencia policial consistente en poner al descubierto las partes pudendas o íntimas de una persona, así como el tipo de cacheo que suponga introducción directa de manos u otros objetos en contacto con las mismas.
2.º Solo se podrá efectuar cacheo con desnudo integral en la persona de un detenido cuando, a juicio del funcionario policial responsable del mismo, por las circunstancias de la detención, la actitud del detenido u otras debidamente valoradas y justificadas por el responsable policial encargado de autorizarla, se aprecie fehacientemente la posibilidad de que guarde entre sus ropas o partes íntimas objetos o instrumentos que pudieran poner en peligro su propia vida, su integridad corporal, la de otras personas o la del propio funcionario o funcionarios que le custodian; o bien cuando se aprecien indicios suficientes de que oculta algún objeto que pueda ser medio probatorio que sirva de base para responsabilizarle de la comisión del delito y siempre que no sea posible el uso de otro tipo de fórmula, medio o instrumento que permita conseguir el mismo resultado y produzca una menor vulneración de sus derechos fundamentales.
3.º Para llevar a cabo la práctica de un desnudo integral, dicha medida deberá ser acordada por el Instructor del correspondiente Atestado Policial, figurando en diligencia, en la que se hará constar que se ha llevado a efecto, así como la justificación de los motivos o circunstancias que la aconsejan, que no podrán ser otros que los expresados en el apartado anterior, y será convenientemente anotada en el libro de custodia de detenidos. En su defecto, será acordada por el funcionario responsable del ingreso y de la custodia del detenido en los calabozos, siendo anotada en el correspondiente libro oficial de custodia de detenidos, incluyendo, en el apartado de observaciones, las causas o motivos que justifiquen el haberla efectuado.
4.º Dicha práctica se llevará a efecto de forma individual (evitando la práctica a varios detenidos a la vez), ante los funcionarios que asuman la custodia del detenido (si es posible, en presencia de los funcionarios que realizaron la detención) y respetando en todo momento la intervención de funcionarios del mismo sexo que el del detenido. Se realizará en dependencias contiguas a los calabozos y de la forma que menos perjudique a la intimidad del preso o detenido.
Segunda. No podrán ser objeto de la práctica de un desnudo integral las personas que sean trasladadas a dependencias policiales con
el único objeto de proceder a su identificación, en virtud de la habilitación contemplada en el artículo 20 de la Ley Orgánica 1/1992 (actualmente artículo 16 de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana), ya que estos ciudadanos, aunque privados temporalmente de la libertad deambulatoria, no se consideran detenidos y la ley de referencia solamente les impone el sometimiento a un control superficial sobre los objetos que portan las personas a identificar, lo que podría comprender el cacheo superficial sobre sus ropas o su vestimenta externa.
En lo que se refiere al Depósito Municipal de Detenidos, en su calidad de dependencia penitenciaria, se tendrá en cuenta lo establecido en el artículo 68 del Reglamento Penitenciario, que dispone:
Artículo 68. Registros, cacheos y requisas 1. Se llevarán a cabo registros y cacheos de las personas, ropas
y enseres de los internos y requisas de las puertas, ventanas, suelos, paredes y techos de las celdas o dormitorios, así como de los locales y dependencias de uso común. 2. Por motivos de seguridad concretos y específicos, cuando existan razones individuales y contrastadas que hagan pensar que el interno oculta en su cuerpo algún objeto peligroso o sustancia susceptible de causar daño a la salud o integridad física de las personas o de alterar la seguridad o convivencia ordenada del establecimiento, se podrá realizar cacheo con desnudo integral con autorización del Jefe de Servicios. 3. El cacheo con desnudo integral se efectuará por funcionarios del mismo sexo que el interno, en lugar cerrado sin la presencia de otros internos y preservando, en todo lo posible, la intimidad. 4. Si el resultado del cacheo con desnudo integral fuese infructuoso y persistiese la sospecha, se podrá solicitar por el Director a la Autoridad judicial competente la autorización para la aplicación de otros medios de control adecuados. 5. De los registros, requisas, cacheos y controles citados se formulará parte escrito, que deberá especificar los cacheos con desnudo integral efectuados, firmado por los funcionarios que lo hayan efectuado y dirigido al Jefe de Servicios. El presente apartado sobre “Desnudos integrales” quedará inmediatamente modificado o sustituido conforme a las modificaciones o sustituciones que pudieren sufrir los preceptos estatales en los que se basa.
8. INGRESO DE MUJERES ACOMPAÑADAS POR SUS HIJOS
De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 38 de la Ley Orgánica General Penitenciaria, las internas podrán tener en su compañía a los hijos que no hayan alcanzado los tres años de edad, siempre que acrediten debidamente su filiación.
A tal efecto, el personal encargado de la vigilancia y custodia del Depósito de Detenidos tendrá en cuenta las siguientes consideraciones:
8.1. No se admitirá la entrada en el Depósito de Detenidos, para que puedan tenerlo consigo, a los hijos de las internas que hayan cumplido los tres años de edad, cualquiera que sea la situación en que las madres ingresen en el recinto (detenidas, presas o penadas) y la forma en que este se produzca (presentación voluntaria o por mandamiento u orden de la autoridad competente).
8.2. Para admitir la entrada del hijo de una interna, deberá acreditarse documentalmente en el momento del ingreso tanto la filiación como la edad del menor, sin cuyo requisito no se permitirá el ingreso.
8.3. En el supuesto de que el ingreso de la interna se produzca acompañada de funcionarios policiales, se indicará al jefe o responsable de la fuerza conductora, la necesidad de presentar la documentación acreditativa de la filiación y edad del menor que traiga consigo la detenida, para comprobar tales extremos antes de proceder a la admisión. En el supuesto de carecerse de los documentos reseñados, no se admitirá el ingreso del menor en el depósito, sugiriendo a la fuerza conductora la entrega del mismo a la Jurisdicción de Menores, Servicio de Atención al Menor de la Junta de Andalucía u otros organismos competentes.
El presente apartado sobre “Ingreso de mujeres acompañadas por sus hijos” quedará inmediatamente modificado o sustituido conforme a las modificaciones o sustituciones que pudieren sufrir los preceptos estatales en los que se basa.
9. CONFECCIÓN DE LA RELACIÓN DE DETENIDOS/PRESOS
El responsable del Depósito de Detenidos en turno de noche, al finalizar este, confeccionará una relación de detenidos/presos de las 24 horas anteriores, conforme al modelo que al efecto se establezca.
10. FACULTADES DE LA JEFATURA DE POLICÍA LOCAL
10.1 Para lo no previsto en el presente reglamento, se estará a lo dispuesto en la legislación vigente e instrucciones dictadas por la Jefatura del cuerpo, con el fin de unificar y homogeneizar los criterios en cuanto al buen orden y seguridad del Depósito de Detenidos.
10.2 Se faculta a la Jefatura de Policía Local para dictar cuantas Instrucciones resulten necesarias para el desarrollo del presente reglamento y el buen orden y funcionamiento interno del Depósito de Detenidos, especialmente en lo referente a:
Establecimiento de días y horarios de visitas. Establecimiento de horarios de comidas. Diseño y confección de cuantos registros, libros y documentos
deban ponerse en funcionamiento con respecto a los internos. Modificar las competencias en cuanto a la unidad o funcionario
que deba asumir la responsabilidad del Depósito de Detenidos y en general para todo aquello que afecte exclusivamente a cuestiones de orden interna y/o funcionamiento del Cuerpo de Policía Local, dando cuenta de ello a la Concejalía de Policía o a la Alcaldía Presidencia, caso de no existir tal delegación.
Disposición derogatoria
Queda derogado el reglamento de funcionamiento del depósito de detenidos de Fuengirola, publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga de 30 de marzo de 2011, así como cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan al presente texto.
Disposición final Entrada en vigor
El presente reglamento entrará en vigor al mes de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia.
Fuengirola, 9 de septiembre de 2016. La Concejala Delegada de Organización Interior, firmado: Isabel González Estévez.
6709/16