BOPMA Boletín Oficial de la Provincia de Málaga

Edicto 1050/2019

NOTA IMPORTANTE: este texto se muestra aquí sólo con fines de consulta. Su original en formato PDF, publicado el día 22 de marzo de 2019, es el único que cuenta con validez a efectos legales. Puede descargarse desde el siguiente enlace: 20190322-01050-2019-00.pdf.

Esc
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 2
ADMINISTRACIÓN LOCAL
PERIANA
Edicto
Aprobados por el Pleno, en sesión de 6 de agosto de 2018, por unanimidad de los miem-
bros presentes de la Corporación, la Ordenanza de Tráfico y Circulación y el cuadro de infrac-
ciones y sanciones de la misma, y habiendo sido expuesta al público mediante edicto fijado en el
tablón de anuncios y página web del Ayuntamiento y publicado en el Boletín Oficial de la Pro-
vincia número 214, de 7 de noviembre de 2018. Resultando que, habiendo transcurrido el plazo
de treinta días de exposición al público sin que se haya presentado reclamación alguna, de con-
formidad con el propio acuerdo de aprobación inicial se eleva a definitiva la referida ordenanza
y el cuadro de sanciones, conforme al siguiente texto:
ORDENANZA DE CIRCULACIÓN DE PERIANA
OBJETO
Artículo 1. Objeto
La presente ordenanza tiene por objeto la regulación de la circulación de vehículos y de
personas en las vías urbanas del término municipal de Periana, la regulación de otros usos y
actividades en las vías y espacios públicos, haciendo compatible la equitativa distribución de los
aparcamientos entre todos los usuarios con la necesaria fluidez del tráfico rodado y con el uso
peatonal de las calles, así como el establecimiento de medidas de estacionamiento limitado, con
el fin de garantizar la rotación de aparcamientos, prestando mayor atención a las necesidades de
las personas con discapacidad que tienen reducida su movilidad y que utilizan vehículos, todo
ello con el fin de favorecer su integración social, y la concreción para este municipio de lo esta-
blecido en la normativa vigente de tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.
ÁMBITO DE APLICACIÓN Y NORMAS GENERALES COMPORTAMIENTO
Artículo 2. Ámbito de aplicación y normas de comportamiento
1. Las normas de la presente ordenanza se dictan dentro del ámbito de competencias atri-
buido a los municipios en materia de ordenación del tráfico de personas y vehículos en las vías
urbanas por la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local y por el
artículo 7 del Texto Refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y
Seguridad Vial, aprobado por Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, así como por
la legislación autonómica que resulte de aplicación.
2. Los preceptos de esta ordenanza serán aplicables en todo el término municipal de Peria-
na y obligarán a los titulares y usuarios de las vías y terrenos públicos urbanos aptos para la
circulación, a los de las vías y terrenos que, sin tener tal aptitud sean de uso común y, en defecto
de otras normas, a los titulares de las vías y terrenos privados que sean utilizados por una colec-
tividad indeterminada de usuarios.
3. No serán aplicables las normas de esta ordenanza a los caminos, terrenos, garajes,
cocheras u otros locales de similar naturaleza, construidos dentro de fincas privadas, sustraídas a
los usos públicos y destinados al uso exclusivo de los propietarios y sus dependientes.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 3
4. La competencia sobre las materias objeto de la presente ordenanza corresponderán al
órgano municipal que, en cada momento, la tenga atribuida bien como propia bien por la corres-
pondiente delegación.
5. En lo no previsto en esta ordenanza, será de aplicación la normativa estatal o autonómi-
ca en materia de tráfico, circulación y seguridad vial.
6. Corresponderá a los agentes de la Policía Local el ejercicio de las competencias que le
son propias, de acuerdo con el Texto Refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehícu-
los a Motor y Seguridad Vial aprobado por Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre,
la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y demás disposi-
ciones complementarias.
7. Los peatones están obligados a comportarse de forma que faciliten la circulación, sin
causar peligro, perjuicios o molestias al resto de usuarios o a los bienes. Quienes transitan a pie
arrastrando un ciclo o ciclomotor de dos ruedas, carros de mano o aparatos similares, así como
las personas que se desplacen en silla de ruedas, se consideran peatones a todos los efectos.
Las personas que se desplacen con patines, monopatines, patinetes o aparatos similares se
consideran peatones con los condicionantes impuestos en el artículo 15.7 de esta ordenanza.
Los ciclistas y demás conductores de vehículos están obligados a comportarse de forma
que faciliten la circulación, sin causar peligro, perjuicios o molestias al resto de usuarios o a los
bienes .
ACTIVIDADES QUE AFECTAN A LA SEGURIDAD DE LA CIRCULACIÓN
Artículo 3. Arrojar objetos sobre la vía
Se prohíbe arrojar, depositar o abandonar sobre las vías en las que se aplica la presente
ordenanza cualquier objeto o materia que pueda entorpecer la libre circulación, parada o estacio-
namiento, hacerlos peligrosos o deteriorar aquellas o sus instalaciones, o producir en las mismas
o en sus inmediaciones efectos que modifiquen las condiciones apropiadas para circular, parar o
estacionar.
Artículo 4. Realizar obras en la vía
La realización de obras, instalaciones, colocación de contenedores, mobiliario urbano o
cualquier otro elemento u objeto de forma permanente o provisional en las vías objeto de esta
ley necesita autorización previa de la autoridad municipal y se rige por lo dispuesto en las nor-
mas municipales. Las mismas prescripciones son aplicables a la interrupción por obras, en
razón de las circunstancias o características especiales del tráfico que puede llevarse a efecto a
petición de la citada autoridad municipal.
Asimismo, la realización de obras en las vías debe ser comunicada con anterioridad a su
inicio a la autoridad local responsable, que, sin perjuicio de las facultades del órgano competente
para la ejecución de las obras, dictará las instrucciones que resulten procedentes en relación a la
regulación, ordenación, gestión y vigilancia del tráfico, teniendo en cuenta el calendario de res-
tricciones a la circulación y las que se deriven de otras autorizaciones a la misma.
Artículo 5. Obstáculos en la vía
1. Quien haya creado sobre la vía algún obstáculo o peligro debe hacerlo desaparecer lo
antes posible, adoptando entretanto las medidas necesarias para que pueda ser advertido por los
demás usuarios y para que no se dificulte la circulación.
2. Si el obligado a ello no lo hiciera, la autoridad municipal lo realizará de modo subsi-
diario, siendo responsable aquel de todos los gastos que se generen independientemente de la
sanción que pueda corresponderle.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 4
Artículo 6. Autorización pruebas deportivas
1. La celebración de marchas, carreras, concursos, certámenes y otras pruebas de tipo
lúdico o deportivo, tengan o no carácter competitivo, necesitan autorización administrativa.
Dicha autorización será expedida por el Ayuntamiento en el caso de que todo el recorrido de la
prueba transcurra por las vías en las que rige esta ordenanza.
2. Queda prohibida toda competencia de velocidad en las vías de aplicación de la presen-
te Ordenanza, excepto si, de modo excepcional, se hubiese acotado para ello por la autoridad
municipal.
Artículo 7. Juegos peligrosos
No se autorizarán en las vías urbanas los juegos o diversiones que puedan representar un
peligro o un obstáculo tanto para los que los practiquen como para el resto de los usuarios de
dichas vías.
Artículo 8. Obstáculos señalizados
a) Todo obstáculo autorizado que dificulte la libre circulación de peatones o vehículos
deberá estar debidamente protegido y señalizado, y en horas nocturnas, iluminado para garanti-
zar la seguridad de los usuarios.
b) Por parte de la Autoridad Municipal se podrá proceder, una vez informado de su exis-
tencia, cuando el obligado a ello no lo hiciere y de acuerdo con las normas que regulan la eje-
cución subsidiaria, a la retirada de obstáculos, cargando el importe de los gastos al interesado,
independientemente de la sanción que por infracción corresponda, cuando:
1. No se haya obtenido la correspondiente autorización.
2. Se hayan extinguido las circunstancias que motivaron la colocación del obstáculo u
objeto.
3. Se haya extinguido el plazo de la autorización correspondiente o no se cumplan las con-
diciones fijadas en esta.
CONDUCTORES
Artículo 9. Conductores
1. Los conductores de vehículos deberán ajustarse en el desarrollo de la conducción a las
normas establecidas en la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial
y el correspondiente reglamento de desarrollo, Reglamento general de Circulación
2. Se prohíbe a los conductores:
Utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de
sonidos, excepto durante la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto
para la obtención de permiso de conducción, en las condiciones que se determinen
reglamentariamente.
Utilizar dispositivos de telefonía móvil o cualquier dispositivo o medio de comuni-
cación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las
manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares. Quedan exentos de esta
prohibición los agentes de la autoridad en el ejercicio de las funciones que tengan
encomendadas.
Los conductores y ocupantes de vehículos a motor y ciclomotores están obligados a
utilizar el cinturón de seguridad, cascos y demás elementos de protección, dispositi-
vos de seguridad y sistemas de retención homologados correctamente abrochados,
de acuerdo con la normativa de tráfico y seguridad vial. Los conductores profesio-
nales cuando presten servicio público a terceros no se considerarán responsables del
incumplimiento de esta norma por parte de los ocupantes del vehículo.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 5
El conductor y los ocupantes de los vehículos estarán obligados a utilizar, debida-
mente abrochados, los cinturones de seguridad homologados.
En todo caso, los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros
deberán utilizar sistemas de retención infantil y situarse en el vehículo de acuerdo
con lo dispuesto en los apartados siguientes:
a) En los vehículos de más de nueve plazas, incluido el conductor, los ocupantes
menores de edad (de tres o más años de edad) y estatura igual o inferior a 135
centímetros, deberán utilizar sistemas de retención infantil homologados debida-
mente adaptados a su talla y peso. Cuando no se disponga de estos sistemas utili-
zarán los cinturones de seguridad, siempre que sean adecuados a su talla y peso.
b) En los vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, los ocupantes
menores de edad y estatura igual o inferior a 135 centímetros, deberán utilizar sis-
temas de retención infantil homologados debidamente adaptados a su talla y peso.
Dichos ocupantes deberán situarse en los asientos traseros. Excepcionalmente
podrán ocupar el asiento delantero, siempre que utilicen sistemas de retención
infantil homologados debidamente adaptados a su talla y peso, en los siguientes
casos:
1.º Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.
2.º Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por menores de edad de
estatura igual o inferior a 135 centímetros.
3.º Cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de reten-
ción infantil.
En caso de que ocupen los asientos delanteros y el vehículo disponga de airbag
frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si
el airbag ha sido desactivado.
Queda prohibido circular con menores de 12 años como pasajeros de ciclomotores o
motocicletas con o sin sidecar por cualquier clase de vía. Excepcionalmente se per-
mite esta circulación, a partir de los 7 años, cuando el conductor sea el padre, madre
o tutores y siempre que utilicen casco homologado y se cumplan las condiciones
específicas de seguridad establecidas reglamentariamente.
Instalar y utilizar en los vehículos mecanismos o sistemas encaminados a eludir la
vigilancia de los agentes de tráfico.
Arrojar, depositar o abandonar sobre la vía o en sus aledaños cualquier tipo de obje-
tos, especialmente aquellos que puedan entorpecer la circulación, parada o estacio-
namiento de vehículos, así como cualquier tipo de objeto o materia que pueda pro-
ducir incendios o causar daños a peatones y vehículos.
Practicar la conducción temeraria o negligente de cualquier clase de vehículos.
Circular con vehículos no prioritarios, haciendo señales de emergencia no justifica-
das, y que emitan o hagan señales con dicha finalidad.
Llevar las puertas abiertas del vehículo, abrirlas antes de su completa inmoviliza-
ción y abrirlas o apearse del mismo sin haberse cerciorado previamente de que ello
no implica peligro o entorpecimiento para otros usuarios, especialmente cuando se
refiere a conductores de bicicletas.
3. Se prohíbe expresamente, en vías objeto de esta ordenanza, la emisión de cualquier
tipo de líquidos, gases, ruidos y perturbaciones que impliquen un impacto ambiental negativo
conforme a lo establecido en las ordenanzas medioambientales. En especial, se prohíbe:
La pérdida consciente de líquidos, aceites u otros fluidos propios del vehículo, que
pueda causar peligro a la circulación.
La circulación de vehículos a motor y de ciclomotores emitiendo un nivel sonoro
superior al establecido en la ordenanza municipal correspondiente.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 6
La circulación de vehículos a motor y de ciclomotores con el llamado “escape libre”
o sin el preceptivo dispositivo silenciador de las explosiones, o con él, deteriorado o
inadecuado, así como conducir forzando las marchas del motor o efectuando acele-
raciones innecesarias que perturben la tranquilidad pública.
Hacer uso inmotivado o exagerado de las señales acústicas.
Estar parado o estacionado con el motor encendido, salvo los siguientes vehículos:
** Vehículos de emisiones contaminantes directas nulas.
** Los vehículos sanitarios y los destinados a la prestación y asistencia socio-sanita-
ria y servicios de seguridad y bomberos, durante el ejercicio de su actividad.
** Los vehículos de transporte público.
4. El conductor deberá apagar el motor del vehículo siempre que se encuentre detenido
más de dos minutos en el interior de un túnel u otro lugar cerrado, aun cuando el conductor no lo
abandone .
VELOCIDAD
Artículo 10. Velocidad
a) Limitaciones
El límite máximo de velocidad a que podrán circular los vehículos por vías urbanas, siem-
pre que no se trate de autopistas o autovías urbanas, será la fijada en la Ley de Seguridad Vial o
en su Reglamento General de Circulación que para este tipo de vías actualmente es de 50 km/h,
con las excepciones establecidas en la citada legislación.
b) Restricciones
El Ayuntamiento podrá establecer áreas en las que los límites de velocidad máximos espe-
cificados en el apartado anterior podrán ser rebajados previa señalización correspondiente, cuan-
do razones de circulación o del trazado viario, a criterio municipal, así lo aconsejen. El estable-
cimiento de estas áreas y de los límites de velocidad correspondientes se hará motivadamente.
En todo tipo de cruces, los conductores tienen que moderar la velocidad de los vehículos.
Igualmente, tienen que hacerlo en aquellos lugares donde haya gran afluencia de transeúntes,
especialmente si son niños.
La velocidad se adaptará, en todo caso, a las condiciones del conductor, a las característi-
cas de la vía, la meteorología, el nivel de circulación y el estado del vehículo.
c) Prohibiciones
Queda prohibido:
* Establecer competiciones de velocidad, salvo en los lugares y fechas que expresamente
se autoricen por causa justificada por la autoridad municipal competente.
* Circular a velocidad anormalmente reducida sin causa justificada, entorpeciendo la mar-
cha de los demás vehículos.
* Reducir bruscamente la velocidad a la que circule el vehículo, salvo en los supuestos de
inminente peligro.
ACCIDENTES Y DAÑOS
Artículo 11. Normas de comportamiento
1. Los usuarios de las vías que presencien, o se vean implicados o tengan conocimiento
de un accidente, están obligados a auxiliar o solicitar auxilio para atender a las víctimas si las
hubiera, prestar su colaboración para evitar males mayores o daños, restablecer en la medida de
lo posible la seguridad en la circulación y colaborar en el esclarecimiento de los hechos.
2. En caso de verse implicado en un accidente, los conductores deberán:
Detener su vehículo, tan pronto como sea posible, sin crear peligro para la circula-
ción o las personas.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 7
Avisar a los agentes de la autoridad si hubiera personas heridas o muertas. Tratar
de mantener o restablecer en la medida de lo posible la seguridad en la circulación
hasta tanto lleguen los agentes de la autoridad.
Señalizar la situación del accidente o avería, de forma que alerte al resto de usuarios
de la vía.
Prestar a los heridos el auxilio que les resulte más adecuado, según las circunstan-
cias, y especialmente recabar auxilio sanitario de los servicios que pudieran existir al
efecto.
No abandonar el lugar del accidente hasta que lleguen los agentes de la autoridad, a
no ser que las heridas producidas sean leves y no precisen asistencia y ninguna de
las personas implicadas lo soliciten.
Si así lo requieren otras personas implicadas en el accidente, se facilitarán todos los
datos relativos a su identidad, la del vehículo, la de la entidad aseguradora y número
de póliza de seguro obligatorio.
Aunque no se vean implicados expresamente en el accidente, el resto de usuarios de
la vía, si advierten que se ha producido un accidente, deberán cumplir también las
prescripciones anteriores, salvo que manifiestamente no sea necesaria su ayuda.
3. Todo conductor que produzca daños u observe a otro dañando cualquier elemento de la
vía pública está obligado a ponerlo en conocimiento de la Policía Local.
4. En caso de que un conductor cause daño a un vehículo estacionado en la vía pública,
sin estar el conductor en el vehículo, está obligado a procurar su localización y advertirle del
daño causado, facilitando su identidad y los datos del coche.
En caso de que dicha localización resultara imposible, se comunicará a la compañía asegu-
radora y a la Policía Local.
SEÑALIZACIÓN
Artículo 12. Obediencia y prioridad de las señales
Cualquier usuario de las vías objeto de la presente ordenanza tiene la obligación de respe-
tar las señales de la circulación que establezcan una obligación o una prohibición y adaptar su
comportamiento al mensaje del resto de las señales reglamentarias que se encuentren entre las
vías por las que circulen.
Las señales preceptivas colocadas en las entradas del municipio o en los accesos al mismo,
rigen para todo el término municipal salvo la señalización específica para un tramo de la vía.
Las señales situadas en las entradas de las zonas peatonales y demás áreas de circulación
restringida o de estacionamiento limitado, en general, rigen para todo el viario interior del perí-
metro definido.
Salvo circunstancias especiales que lo justifiquen, los usuarios deberán obedecer las pres-
cripciones indicadas por las señales, aún cuando parezcan estar en contradicción con las normas
de comportamiento en la circulación para lo cual deberán tener en cuenta el siguiente orden de
prioridad .
1. Órdenes y señales de los agentes de la policía local.
2. Señalización circunstancial que modifique el régimen normal de circulación de la vía.
3. Semáforos.
4. Señales verticales de circulación.
5. Marcas viales.
En el caso de que las prescripciones indicadas por diferentes señales parezcan estar en
contradicción entre sí, prevalecerá la prioritaria, según el orden establecido en el apartado ante-
rior, o la más restrictiva, si se trata de señales del mismo tipo.
En ausencia de agentes de la circulación o para auxiliar a estos, y en las circunstancias
y condiciones reglamentariamente establecidas, otros agentes de la autoridad y el personal de
obras en la vía podrá regular la circulación mediante el empleo de las señales verticales corres-
pondientes incorporadas a una paleta.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 8
Tanto los agentes de la circulación como, en su caso, el personal de obras que regule la
circulación, deberán utilizar elementos retro-reflectantes que permitan a todos los usuarios de la
vía que se aproximen, distinguirlos a una distancia mínima de 150 metros.
Artículo 13. Alteración e instalación sin autorización de señales
No se permite la colocación de publicidad en las señales de circulación, en los semáforos
ni en los soportes de ambos, así como la colocación de carteles, anuncios y cualquier instalación
en general que impida o limite a los usuarios la normal visibilidad de semáforos o señales, que
puedan distraer su atención o inducir a error o dificulten la circulación o el estacionamiento.
Será responsable de dicha colocación el anunciante.
Únicamente se autorizarán señales informativas de circulación que, a criterio del órgano
competente en materia de tráfico y movilidad, tengan un auténtico interés público.
Toda señalización viaria y demás elementos de regulación y seguridad vial, independien-
temente de la persona que los instale, deberá ser autorizada previamente por los servicios muni-
cipales competentes, por tanto, queda prohibido ocultar, modificar, trasladar, instalar o retirar
señales de circulación y demás elementos de regulación y seguridad vial sin la preceptiva autori-
zación municipal.
El Ayuntamiento procederá, una vez informado de su existencia, si el obligado a ello no lo
hiciere y de acuerdo con las normas que regulan la ejecución subsidiaria, a la retirada inmediata
de toda aquella señalización de circulación o publicitaria que no esté debidamente autorizada, no
cumpla las normas en vigor o impida la visibilidad. Y esto, tanto por lo que se refiere a las seña-
les no reglamentarias como si es incorrecta la forma, la colocación o el diseño de la señal.
Los gastos de retirada correrán a cargo del responsable de la colocación.
Se prohíbe la colocación en la vía pública de cualquier obstáculo u objeto que pueda difi-
cultar la circulación de peatones o vehículos, que constituya peligro para los mismos, modifi-
que las condiciones para circular, parar o estacionar o impida la visibilidad de las señalizaciones
de tráfico. La instalación de cualquier obstáculo u objeto en la vía pública requerirá la previa
obtención de autorización municipal en la que se indiquen las condiciones que deban cumplirse
y, además, habrá de ser debidamente protegido, señalizado y en horas nocturnas iluminado, para
garantizar la seguridad de los usuarios de la vía pública.
El Ayuntamiento procederá, una vez informado de su existencia, si el obligado a ello no lo
hiciere y de acuerdo con las normas que regulan la ejecución subsidiaria, a la retirada inmediata
de todos aquellos obstáculos u objetos colocados en la vía pública que no estén debidamente
autorizados, dificulten la circulación de peatones o vehículos o constituyan peligro para los mis-
mos, modifiquen las condiciones para circular, parar o estacionar, impida la visibilidad de las
señalizaciones de tráfico, hayan perdido su objeto o no lo cumplan por causa de su deterioro.
Los gastos de retirada correrán a cargo del responsable de la colocación.
La señalización de prohibiciones, peligros, mandatos u obligaciones se realizará conforme
a lo establecido en el Reglamento General de Circulación. La autoridad municipal competente
podrá aprobar el modelo de señal indicativa que para cada caso sea adecuado, procurando la
difusión de este para el mejor conocimiento público.
Las plantas o árboles de las viviendas que estén próximas a las señales de tráfico, cuando
su crecimiento tape o dificulte la visibilidad de las mismas, el propietario-arrendatario o respon-
sable de la vivienda estará obligado a su poda hasta que la señal quede lo suficientemente visible
para los usuarios de la vía.
Los titulares de las vías privadas abiertas al uso público deberán señalizarlas previa auto-
rización municipal, corriendo a su cargo los costes de su establecimiento. En caso de colocación
inadecuada o en contra de la autorización se operará conforme a lo previsto en esta ordenanza.
En caso de necesidad, urgencia, o por razones festivas o de circulación, la Policía local
podrá modificar, de manera eventual, la ordenación existente en los lugares donde se produz-
can tales circunstancias, pudiendo disponer la colocación, anulación o retirada provisional de las
señales que resulten necesarias, así como la adopción de medidas preventivas.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 9
Artículo 14. Carriles reservados
1. La autoridad municipal competente podrá establecer carriles reservados para la circula-
ción de determinada categoría de vehículos, quedando prohibida la circulación por estos carriles
de vehículos no autorizados por la señalización correspondiente.
2. La separación de los carriles de uso restringido de los de uso general podrá realizarse
mediante señalización con marcas viales en el pavimento, señales luminosas o separadores físi-
cos, que resulten en todo caso visibles para los conductores.
3. Los contenedores de recogida de ropa, muebles, de residuos de obras y los de basura
domiciliaria u otros objetos, los paneles publicitarios, las marquesinas, los tótems u otros ele-
mentos, siempre que su ubicación afecte a la visibilidad o pueda producir un perjuicio para la
seguridad vial se colocarán en aquellos puntos de la vía pública que el órgano municipal compe-
tente determine, emitido el correspondiente informe previo del órgano competente en materia de
movilidad.
4. Los lugares de la calzada destinados a la colocación de contenedores tendrán la condi-
ción de reservas de estacionamiento.
PEATONES
Artículo 15. Concepto y normas de comportamiento
1. se consideran peatones
a) Las personas que transitan a pie por las vías o terrenos públicos, o por los terrenos
privados de uso común o los utilizados por una colectividad indeterminada de usua-
rios .
b) Las personas que arrastran o empujan un coche de niño o de una persona con disca-
pacidad o cualquier otro vehículo sin motor de pequeñas dimensiones.
c) Las personas que conducen a pie un ciclo o ciclomotor de dos ruedas.
d) Las personas con discapacidad que circulan al paso en una silla de ruedas, con o sin
motor.
e) Los que utilicen para su desplazamiento patines, patinetes, monopatines, triciclos de
niños o aparatos similares.
2 . circuLación de Los peatones
a) Los peatones deberán transitar por las aceras, pasos, andenes, zonas peatonales y
entornos específicamente destinados a tal fin.
b) Excepcionalmente, aun cuando haya zona peatonal, podrán circular por el arcén o, si
este no existe o no es transitable, por la calzada, siempre y cuando adopten las debi-
das medidas de precaución y no produzcan peligro alguno ni perturbación grave a la
circulación, en los siguientes supuestos:
Cuando lleven objetos voluminosos que pudieren constituir un estorbo para el
resto de los viandantes.
Cuando arrastren un vehículo de reducidas dimensiones que no sea de motor.
Aquellos grupos de peatones que formen un cortejo o vayan dirigidos por una
persona .
Las personas con movilidad reducida que se desplacen en silla de ruedas.
c) Los peatones deberán transitar por el lugar más alejado del centro de la calzada
cuando no existan zonas para la circulación de peatones.
3. señaLización de Los pasos peatones
Consiste en una serie de líneas de gran anchura, dispuestas sobre el pavimento de la cal-
zada en bandas paralelas al eje de esta y que forman un conjunto transversal a la calzada, indica
un paso para peatones, donde los conductores de vehículos o animales deben dejarles paso. No
podrán utilizarse líneas de otros colores que alternen con las blancas.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 10
También podrán señalizarse pasos para peatones con semáforos que dispongan de señali-
zación horizontal de dos líneas discontinuas de color blanco, dispuestas en bandas perpendicula-
res al eje de la calzada y formando un conjunto transversal al eje de la calzada.
La franja de separación entre ambas líneas dependerá de las circunstancias concurrentes
del tráfico y la vía, y, en todo caso, incluirá el ancho del vado peatonal correspondiente y una
línea de detención continua, separada 100 cm de la primera línea discontinua.
4. se prohíbe a Los peatones
Cruzar las calzadas por lugares distintos de los autorizados.
Correr, saltar o circular de forma que moleste a los demás usuarios.
Esperar al autobús y demás vehículos de servicio público fuera de los refugios y ace-
ras o invadir la calzada para solicitar su parada.
Subir o bajar de los vehículos en marcha.
5. para cruzar La caLzada, eL peatón deberá observar Las siguientes prescripciones
Se realizará la maniobra con la máxima diligencia, sin perturbar la circulación y sin
entorpecer o molestar a los demás usuarios de la vía.
En los pasos regulados por Agentes de la circulación, deberán observar las prescrip-
ciones que estos realicen.
En los pasos regulados por semáforo, el peatón deberá obedecer las indicaciones de
las luces, no penetrando en el paso hasta que la señal dirigida a ellos lo autorice.
Atravesarán la calzada por los pasos para peatones. No deberán penetrar en la cal-
zada hasta tanto no se haya asegurado que no existe peligro ni para ellos ni para la
circulación rodada.
En caso de no existir paso de peatones señalizado próximo al lugar donde el peatón
quiera cruzar la calzada, el cruce habrá de efectuarse por las esquinas y en dirección
perpendicular al eje de la vía, excepto cuando las características de la misma o las
condiciones de visibilidad puedan provocar situaciones de peligro.
No podrán atravesar las plazas y glorietas por su calzada, debiendo rodearlas, excep-
to que lo permitan los pasos de peatones existentes al efecto.
6. ejercicio de actividades Lucrativas. Limitaciones
a. Se prohíbe la realización de actividades lucrativas en la vía pública o espacios públi-
cos, que produzcan o pudieran producir un menoscabo del uso común general de
los espacios públicos provocando molestias, perturbaciones, peligro o perjuicio a los
usuarios de vehículos u obstaculizar la circulación; así como las actividades de venta
ambulante o encubiertas con la mendicidad a través del ofrecimiento o imposición
de servicios aprovechando las detenciones de los vehículos en los semáforos, pasos
de peatones o retenciones motivadas por el exceso de tráfico.
b. Se prohíbe toda actividad lucrativa de aparcamiento y ordenación de la circulación
de vehículos, que se realice sin autorización por parte del órgano municipal com-
petente en materia de tráfico y movilidad, en la vía pública y en terrenos utilizados
ocasionalmente como estacionamiento de superficie.
7. deL tránsito con patines y monopatines
Los que utilicen monopatines, patines o aparatos similares, que no tengan la considera-
ción de vehículos, ayudados o no de motor, no podrán circular por la calzada, salvo que se trate
de zonas, vías o partes de estas que les estén especialmente destinadas. Solo podrán circular,
acomodando su velocidad a la del peatón, sin sobrepasar nunca los 10 km/h, por las aceras, las
calles residenciales o de prioridad peatonal debidamente señalizadas, sin que en ningún caso se
permita que sean arrastrados por otros vehículos. Asimismo, los que utilicen patines podrán cir-
cular por vías ciclistas en las condiciones citadas. Los usuarios de los monopatines utilizarán
preferentemente las zonas establecidas para su uso deportivo y, en ningún caso, podrán circular
por vías ciclistas.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 11
En zonas peatonales, calles residenciales o de prioridad peatonal, debidamente señaliza-
das, el conductor de patín, monopatín o vehículo similar, debe evitar causar molestias innecesa-
rias al resto de usuarios de las zonas por las que transiten, no teniendo prioridad respecto a los
peatones.
8. zonas de prioridad peatonaL
Con objeto de promover el uso peatonal de determinadas zonas por razones de seguridad,
medioambientales u otras razones que lo aconsejen, la autoridad municipal competente en mate-
ria de movilidad, podrá establecer zonas de prioridad peatonal, en las que podrá restringir la
velocidad y priorizar el paso peatonal sobre los vehículos.
El establecimiento de estas medidas se hará siempre de forma motivada.
9. Limitaciones de circuLación y/o estacionamiento
Las prohibiciones de circulación y/o estacionamiento en las zonas de prioridad peatonal
podrán establecerse con carácter permanente, o referirse únicamente a unas determinadas horas
del día o a unos determinados días, y podrán afectar a todas o solamente algunas de las vías de la
zona delimitada. También se podrá delimitar según el tipo o dimensión del vehículo.
CICLISTAS
Artículo 16. Normas generales y prohibiciones de comportamiento
1. zonas de circuLación
Las bicicletas circularán, con carácter preferente, por el carril bici o itinerarios señalizados
para su uso cuando estos existan, sin perjuicio de que les esté permitido circular en caso contra-
rio por arcén de su derecha o, si este no existiese o no fuese transitable, por la calzada ordinaria.
En tales itinerarios, salvo señalización en contra, la velocidad máxima permitida será de 30
km/h.
Las bicicletas no circularán por las aceras, andenes y paseos, al ser consideradas estas
como zonas peatonales, excepto cuando acomoden su velocidad a la del peatón circulando a una
velocidad inferior a 10 km/h, y se den las siguientes circunstancias:
No existan vías exclusivas para su uso.
Las aceras cuenten con una sección mínima de 3 metros.
No existan aglomeraciones.
Respeten la preferencia de pasos de viandantes, no acercándose a menos de 1 metro de
distancia.
No se encuentre señalizada expresamente la prohibición para hacerlo.
Los triciclos o similares, destinados al ejercicio de una actividad empresarial o profe-
sional circularán por los itinerarios definidos, previa autorización otorgada por el órga-
no municipal competente.
2 . condiciones de circuLación
Las bicicletas circularán de acuerdo con las condiciones que se determinan en la normativa
de tráfico y seguridad vial, así como conforme a los criterios dispuestos a continuación:
a) Si van por el arcén, este ha de ser el de su derecha.
b) Si van por la calzada, las bicicletas circularán por el carril de la derecha, pudiendo
hacerlo por el carril izquierdo cuando las peculiaridades de la vía no permitan hacerlo
por el carril de la derecha o por tener que girar hacia la izquierda.
Las bicicletas circularán preferentemente por la zona central del carril derecho, o del
que necesiten ocupar en el caso de ser una vía de dos o más carriles de circulación en
un mismo sentido. Si la vía es de un solo carril por sentido, deberán circular lo más
próximo a la derecha del referido carril, siempre que no existan aparcamientos o pue-
dan darse condiciones que representen una merma de seguridad.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 12
Las bicicletas podrán circular en columna de a dos, orillándose todo lo posible al extre-
mo derecho de la vía, salvo en los casos que discurran por tramos sin visibilidad, que
originen aglomeraciones de tráfico, que existan aparcamientos, o que puedan darse con-
diciones que representen una merma de la seguridad.
c) Si van por los carriles bici o similares segregados del resto del tráfico lo harán con la
debida precaución no invadiendo las zonas peatonales.
d) Cuando se efectúe un cruce de calzada, siempre que no existan pasos específicos para
bicicletas, los ciclistas utilizarán los pasos de peatones, en los cuales tendrán prioridad
sobre los vehículos a motor, aunque deberán ceder, en todo caso, el paso a los peatones.
e) Los adelantamientos a bicicletas por parte de vehículos motorizados se realizarán
siempre habilitando un espacio, entre este y la bicicleta, de al menos metro y medio de
anchura.
f) En los pasos para bicicletas señalizados mediante la correspondiente marca vial, aunque
las bicicletas tienen preferencia, solo penetrarán en la calzada cuando la distancia y la
velocidad de los vehículos que se aproximen permitan hacerlo con seguridad.
g) Cuando el carril reservado a las bicicletas esté situado en la calzada, los peatones lo
podrán cruzar por los pasos de peatones debidamente señalizados o habilitados al efec-
to, pero no lo podrán ocupar ni caminar por su interior. Fuera de los pasos peatonales
convenientemente señalizados, la preferencia de paso es de las bicicletas.
h) Cuando el carril reservado a las bicicletas esté situado en la acera, los peatones podrán
cruzar por los pasos de peatones debidamente señalizados o habilitados al efecto, pero
no podrán permanecer ni caminar por su interior. Los ciclistas que circulen por estos
carriles, extremarán las precauciones para no golpear con los peatones.
i) Las bicicletas, cuando circulen por espacios autorizados de escasa anchura, lo harán en
línea, evitando circular en paralelo o en grupo.
3. prioridad de paso
Los ciclistas disfrutarán de preferencia de paso respecto a otros vehículos en los siguientes
casos:
a) Cuando circule por un carril-bici, paso para ciclistas o arcén debidamente autorizado
para uso exclusivo de conductores de bicicletas.
b) Cuando para entrar en otra vía el vehículo gire a derecha o izquierda, en los supuestos
permitidos, existiendo un ciclista en sus proximidades.
c) Cuando los conductores de bicicleta circulen en grupo, serán considerados como una
única unidad móvil a los efectos de la preferencia de paso, y serán aplicables las nor-
mas generales sobre preferencia de paso entre vehículos.
En circulación urbana se estará a lo dispuesto por la ordenanza municipal correspon-
diente.
Los vehículos a motor extremarán las precauciones ante la presencia de ciclistas.
4. circuLación por otros tipos de carriLes reservados
Está prohibida la circulación de bicicletas en el carril reservado para el transporte público.
Con carácter excepcional, previo informe de los servicios municipales competentes, el Ayun-
tamiento podrá permitir, mediante la señalización debida, la circulación de bicicletas en el carril
reservado para el transporte público, pasando a ser un carril bus-bici.
En este tipo de carril, las bicicletas favorecerán el adelantamiento siempre que este sea
posible en condiciones de seguridad.
5. comportamientos prohibidos
De conformidad con el Reglamento General de Circulación, y al objeto de procurar al
ciclista una conducción segura, se prohíbe:
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 13
Conducir habiendo consumido bebidas alcohólicas y/o drogas.
Conducir una bicicleta, o cualquier otro vehículo, utilizando manualmente el teléfo-
no móvil o cualquier otro dispositivo incompatible con la obligatoria atención per-
manente a la conducción.
Realizar competiciones no autorizadas.
Conducir una bicicleta superando las velocidades permitidas o realizando maniobras
bruscas, con grave riesgo para los peatones.
Se prohíbe que los ciclistas se apoyen, para circular, en una sola rueda o se agarren a
vehículos en marcha.
6. condiciones de Las bicicLetas y visibiLidad
a) Las bicicletas para poder circular deberán disponer de:
Un sistema adecuado de frenado que actúe sobre las ruedas delanteras y traseras.–
Un timbre, prohibiéndose el empleo de otro aparato acústico distinto de aquel.
b) Las bicicletas y las bicicletas con pedaleo asistido corresponderán a tipos homologados.
c) Las bicicletas, para circular de noche, por tramos de vías señalizados con la señal de
túnel o cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan
sensiblemente la visibilidad, deberán disponer de los siguientes dispositivos: luz de
posición delantera y trasera, catadióptrico trasero, y podrán disponer de catadióptri-
cos en los radios de las ruedas y en los pedales.
d) Todos los dispositivos a que se refiere el presente artículo estarán homologados.
7. ocupación de Las bicicLetas
Las bicicletas podrán transportar un menor de hasta siete años en asiento adicional homo-
logado, cuando el conductor sea mayor de edad.
Por cuestiones de seguridad es recomendable la utilización de casco de protección, no obs-
tante a los menores de 16 años les será obligatorio el uso de cascos de protección homologados.
Las bicicletas podrán estar dotadas de elementos accesorios adecuados para el transporte
diurno y nocturno de menores y de carga, tales como sillas acopladas, remolques, semirremol-
ques y resto de dispositivos debidamente certificados u homologados, con las limitaciones de
peso que para dichos dispositivos se estipulen.
Las bicicletas podrán arrastrar un remolque o semirremolque para el transporte de niños y todo
tipo de bultos, siempre que el conductor sea mayor de edad y bajo su exclusiva responsabilidad.
Se prohíbe que las bicicletas con remolque o semirremolque, cuando porten niños o cual-
quier tipo de bulto, circulen por la calzada, debiendo circular por vías ciclistas siempre y cuando
sus dimensiones lo permitan.
Dichos remolques deberán ser visibles en las mismas condiciones establecidas para las
bicicletas.
PARADA
Artículo 17. Concepto y normas de la parada
1. Se considera parada, toda inmovilización de un vehículo durante un tiempo inferior a
dos minutos, sin que el conductor pueda abandonarlo.
No se considera parada la detención accidental motivada por necesidades de la circulación
ni la ordenada por los agentes de la autoridad encargado de la vigilancia del tráfico o por razones
de emergencia.
2. Toda parada estará sometida a las siguientes normas:
a) En todo caso, en vías urbanas, la parada se realizará situando el vehículo lo más
cerca posible de la acera de la derecha, paralelamente al borde de la calzada, según
el sentido de la marcha, aunque en vías de un solo sentido de circulación también
se podrá hacer a la izquierda. Todo ello, con total independencia de haber dejado
conectado el sistema de luces intermitentes del que pueda estar dotado el vehículo y
además permitiendo la mejor utilización del restante espacio disponible.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 14
b) En todas las zonas y vías públicas, la parada se efectuará, teniendo en cuenta lo pre-
visto en el apartado (a), en los puntos donde menos dificultades se produzcan en la
circulación. Se exceptúan los casos en los que los pasajeros sean enfermos o perso-
nas con movilidad reducida, o se trate de servicios públicos de urgencia o de camio-
nes del servicio de limpieza o recogida de residuos sólidos urbanos.
c) Los taxis pararán para subir y bajar viajeros en las vías de la ciudad, salvo en los
lugares donde resulte peligroso. En las paradas de transporte público destinadas al
servicio del taxi, estos vehículos podrán estar únicamente esperando pasajeros. En
ningún momento el número de vehículos podrá ser superior a la capacidad de la
parada .
d) Los autobuses de líneas regulares urbanas e interurbanas sólo podrán dejar y tomar
viajeros en las paradas expresamente determinadas por la autoridad competente
municipal, estando prohibido efectuar cualquier parada fuera de ellas. No podrán
permanecer en las paradas más tiempo del necesario para recoger o dejar a los pasa-
jeros, a excepción de las señalizadas como parada de origen, final de línea o de regu-
lación, siempre que no entorpezcan la circulación del resto de vehículos.
e) En las calles urbanizadas sin acera, se dejará una distancia mínima de un metro y
medio desde la fachada más próxima, dejando libre los accesos a viviendas y locales.
Artículo 18. Lugares prohibidos de paradas
Se prohíben las paradas en los casos y lugares siguientes.
1. En todos aquellos lugares en los que así lo establezca la señalización existente.
2. En los pasos a nivel, pasos para ciclistas y pasos para peatones.
3. En las zonas señalizadas para el uso exclusivo de personas con movilidad reducida.
En los carriles reservados para bicicletas o para el servicio de determinados usuarios,
en los carriles bus, bus-taxi, o taxi y en las paradas de transporte público o en las reser-
vadas para taxi. En las paradas de transporte público podrán parar otros vehículos de
transporte colectivo de viajeros debidamente autorizados.
4. Sobre los raíles de tranvía o tan cerca de ellos que pueda entorpecer la circulación.
5. En medianas, separadores, isletas u otros elementos de canalización del tráfico, tanto de
obra como horizontalmente señalizados.
6. Parar el vehículo antirreglamentariamente incumpliendo las formas de fila, batería o
semibatería establecidas.
7. En los carriles reservados exclusivamente para la circulación.
8. En las intersecciones y en sus proximidades, si se impide o dificulta el giro a otros vehí-
culos o el cruce de peatones.
9. Delante de los rebajes de la acera para el paso de personas con movilidad reducida, obs-
taculizando su utilización normal.
10. Cuando el vehículo impida la incorporación a la circulación a otro vehículo debidamen-
te parado o estacionado.
11. Cuando se obstaculice la utilización normal del paso de salida o acceso a un inmueble
de personas o animales, o de vehículos en un vado señalizado correctamente
12. Cuando se obstaculicen los accesos a los edificios, locales o recintos destinados a
espectáculos o actos públicos en las horas de celebración de los mismos y las salidas de
emergencia debidamente señalizadas.
13. En los lugares donde se impida la visibilidad de la señalización a los usuarios a quienes
les afecte u obligue a hacer maniobras.
14. En las curvas, cruces y cambios de rasante de visibilidad reducida, en sus proximidades
y en los túneles, pasos inferiores y tramos de vía afectados por la señal de túnel.
15. Sobre las aceras, refugios, andenes, paseos centrales o laterales y otras zonas destinadas
al uso exclusivo de peatones, tanto si es parcial como total la ocupación.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 15
16. En aquellas vías en las que por decreto de la Autoridad municipal competente en tráfico
y movilidad así se establezca con señalización vial específica.
17. En aquellos otros lugares donde se perjudique la circulación, aunque sea por tiempo
mínimo.
18. A distancia inferior a 5 metros de una esquina, cruce o bifurcación.
19. Cuando obstaculice la circulación o constituya un riesgo para otros usuarios.
20. No permitiendo la mejor utilización del restante espacio disponible.
21. En el lugar indicado, obligando a otros usuarios a realizar maniobras antirreglamentarias.
22. En doble fila originando obstáculo o constituyendo riesgo para los otros usuarios.
ESTACIONAMIENTO
Artículo 19. Concepto y normas del estacionamiento
1. Tendrá la consideración de estacionamiento toda inmovilización de un vehículo cuya
duración exceda de dos minutos, siempre que la misma no sea motivada por imperativos de la
circulación o haya sido ordenada por los agentes de Policía local, o autoridad competente, esto
es, que no se encuentra en situación de detención o de parada.
2. El estacionamiento se regirá, además de por las disposiciones establecidas en la legisla-
ción vigente, por las siguientes normas:
a) Como regla general, el estacionamiento se realizará en línea, situando el vehículo para-
lelamente al borde de la calzada, de manera que no dificulte la circulación del resto de
los vehículos ni el tránsito peatonal. Por excepción, los vehículos podrán estacionar en
batería y en semibatería cuando las características de la vía u otras circunstancias así lo
aconsejen.
b) En los estacionamientos con señalización en el pavimento, los vehículos se colocarán
dentro del perímetro marcado y además permitiendo la mejor utilización del restante
espacio disponible.
c) Al estacionar, los vehículos deberán colocarse lo más cerca posible del bordillo, aunque
dejando un pequeño espacio para permitir la limpieza de esa parte de la calzada.
d) El estacionamiento deberá efectuarse de tal manera que el vehículo no obstaculice la
circulación ni constituya un riesgo para el resto de los usuarios de la vía. Los conduc-
tores deberán estacionar el vehículo de modo que ni pueda ponerse en marcha espontá-
neamente ni lo puedan mover otras personas. Para ello, se deberán tomar las precaucio-
nes adecuadas y suficientes. Los conductores serán los responsables de las infracciones
que puedan llegar a producirse como consecuencia de un cambio de situación del vehí-
culo por alguna de las circunstancias que se han indicado, salvo que el desplazamiento
sea consecuencia de una acción por terceros.
e) En las calles urbanizadas sin acera, se dejará una distancia mínima de un metro y medio
desde la fachada más próxima, dejando libres los accesos a viviendas y locales.
3. Los autobuses de líneas regulares como discrecionales sólo podrán estacionar en los
lugares expresamente determinados por la autoridad competente municipal, estando prohibido
efectuar cualquier estacionamiento fuera de ellos.
4. Sin perjuicio del cumplimiento de lo establecido en la legislación estatal sobre tráfico,
circulación de vehículos a motor y seguridad vial, así como en el artículo 20.23 de la presente
ordenanza, los conductores de caravanas o autocaravanas pueden efectuar las maniobras de para-
da y estacionamiento de estos vehículos en las vías urbanas en las mismas condiciones y con las
mismas limitaciones que cualquier otro vehículo, siempre que no obstaculicen la circulación ni
constituyan un riesgo para el resto de los usuarios de la vía, cuidando especialmente la coloca-
ción de aquellas y evitando que puedan ponerse en movimiento en ausencia del conductor.
Se considerará que una caravana o autocaravana está estacionada cuando:
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 16
Solo está en contacto con el suelo a través de las ruedas, y no están bajadas las patas
estabilizadoras ni cualquier otro artilugio manual o mecánico. Si el estacionamiento se
realiza en un lugar con una sensible pendiente, su conductor deberá, además, dejarlo
debidamente calzado, bien sea por medio de la colocación de calzos, sin que puedan
emplear a tales fines elementos como piedras u otros no destinados de modo expreso a
dicha función, o bien por apoyo de una de las ruedas directrices en el bordillo de la acera.
No ocupa más espacio que el de la autocaravana en marcha, es decir, no hay ventanas
abiertas proyectables que pueden invadir un especio mayor que el perímetro del vehí-
culo en marcha, sillas, mesas, toldos extendidos u otros enseres o útiles. Asimismo, no
ocupa más espacio que el del perímetro de estacionamiento señalizado, si existiese.
No se produce emisión de cualquier tipo de fluido, contaminante o no, como es el vaciado
de aguas en la vía pública, así como de basura de cualquier clase y/o naturaleza.
No emite ruidos molestos para el vecindario. No es relevante que permanezcan sus ocu-
pantes en el interior del vehículo siempre que la actividad que desarrollen en su interior
no trascienda al exterior.
No obstante lo anterior, el órgano competente municipal podrá disponer de Zonas de
Estacionamiento Exclusivas para Caravanas y Autocaravanas, que sólo podrán ser ocupadas,
de forma universal, por todos aquellos viajeros con caravanas o autocaravanas que circulen por
el término municipal al efecto de su visita turística o tránsito ocasional itinerante, no pudiendo
exceder su ocupación, en estas zonas especiales, el máximo permitido de 72 horas continuas
durante una misma semana, de tal forma que se garantice la debida rotación y distribución equi-
tativa de los aparcamientos para estos vehículos. El régimen de estacionamiento de autocarava-
nas previsto en los párrafos anteriores es aplicable en estas zonas, con la excepción de que está
permitida, solamente, la apertura de ventanas proyectables que pueden invadir un espacio mayor
que el perímetro del vehículo en marcha. Estas zonas no disponen de ningún otro servicio, tales
como vaciado, llenado, carga baterías, lavado de vehículos y similares.
Artículo 20. Lugares prohibidos de estacionamiento
Se prohíbe el estacionamiento en los lugares y casos siguientes:
1. En los lugares donde lo prohíba la señalización de tráfico correspondiente.
2. Donde esté prohibida la parada en el artículo 18.
3. En las zonas señalizadas para carga y descarga.
4. Cuando se efectúe en una parada de transporte público señalizada y delimitada (bus o
taxi).
5. Cuando se efectúe en los días y durante las horas reservadas para el mercado ambulante
o mercadillo.
6. Cuando se efectúe en calzada. Se entenderá que un vehículo está en calzada siempre
que ocupe total o parcialmente la calzada, obstaculizando la circulación.
7. Cuando se realice, sobre las aceras, paseos o zonas destinadas al paso de peatones.
8. Cuando se realice en el acceso o salida de vehículos de un local o recinto debidamente
legalizado y señalizado con vado.
9. En los lugares que impidan la retirada o vaciado de contenedores.
10. En las vías de circulación restringida, durante las horas en que esté prohibido, de con-
formidad con lo establecido en las normas que las regulan.
11. En doble fila, tanto si el que hay en la primera es un vehículo, como si es un contenedor
o algún otro elemento de protección autorizado.
12. En aquellas calles donde el ancho de la calzada sólo permita el paso de una columna de
vehículos.
13. En aquellas calles de doble sentido de circulación en las que el ancho de la calzada sólo
permita el paso de dos columnas de vehículos.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 17
14. En zonas reservadas para vehículos de servicio público, organismos oficiales, servicios
de urgencia y otras categorías de usuarios.
15. En zona reservada para:
a) Uso exclusivo de personas con movilidad reducida,
b) Sin exhibir de forma visible la correspondiente tarjeta acreditativa de movilidad
reducida,
c) Exhibiendo tarjeta acreditativa de movilidad reducida no original (copia, fotocopia o
duplicado) o
d) Haciendo uso indebido de la tarjeta acreditativa de movilidad reducida, en concepto
de utilización.
16. Fuera de los límites del perímetro de estacionamiento señalizado y además no permi-
tiendo la mejor utilización del restante espacio disponible.
17. En los lugares señalizados temporalmente por obras, actos públicos o deportivos, esto
es, en las zonas que, previamente señalizadas, eventualmente deban ser ocupadas para
actividades autorizadas o las que deban ser objeto de reparación, señalización, limpieza
u otros usos, en cuyo caso se deberán señalizar adecuadamente al menos con 48 horas
de antelación. La señalización contará con la correspondiente autorización del órgano
municipal competente en materia de tráfico y movilidad.
18. Aquellos otros que, sin estar incluidos en los apartados anteriores, constituyan un peli-
gro u obstaculicen gravemente el tráfico.
19. a) En vía urbana de doble sentido en el lado opuesto al sentido de la marcha.
b) En vía urbana de único sentido, en sentido opuesto al de la marcha.
20. En las zonas de estacionamiento regulado con limitación horaria en las siguientes cir-
cunstancias:
a) Estacionar sin título habilitante válido.
b) Estacionar con título habilitante por tiempo superior al señalado en el mismo.
21. En un mismo lugar de la vía pública, durante más de dieciséis días naturales consecu-
tivos, de tal forma que se garantice la debida rotación y distribución equitativa de los
aparcamientos.
22. Cuando la Policía Local determine que un número de vehículos que permanecen esta-
cionados en la vía pública para su venta o alquiler, o con fines fundamentalmente publi-
citarios, hacen un uso intensivo y reiterado de la misma e impiden garantizar una ade-
cuada rotación y distribución equitativa de las plazas de aparcamiento.
23. Cuando un vehículo permanezca estacionado en la vía pública y efectúe actividades ilí-
citas, tales como venta ambulante no autorizada, así como la reparación no puntual de
vehículos en la vía pública y el estacionamiento de caravanas, autocaravanas o simila-
res que se pretendan utilizar como lugar habitable con cierta vocación de permanen-
cia, por cuanto impide la libre circulación, la ocupación temporal de ese espacio de un
modo limitado y rotativo por otros eventuales usuarios, y dificulta la equitativa distribu-
ción de aparcamientos.
24. En batería, cuando las características de la vía u otras circunstancias no lo permitan.
25. En línea, cuando el estacionamiento deba efectuarse en batería conforme a la señaliza-
ción existente.
26. Los remolques o semirremolques separados de los vehículos a motor.
27. En condiciones que impida la incorporación a la circulación de otros vehículos parados
o estacionados reglamentariamente.
28. En medianas, separadores, isletas u otros elementos de canalización del tráfico, tanto de
obra como horizontalmente señalizados.
29. Cuando se efectúe a una distancia inferior a tres metros a cada lado, dificultando el
acceso y salida de una parada de transporte público señalizada y delimitada, salvo seña-
lización en contra.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 18
Artículo 21. Estacionamiento de vehículos motocicletas y ciclomotores de hasta tres ruedas
1. Las motocicletas y ciclomotores de hasta tres ruedas estacionarán en los espacios reser-
vados a tal efecto. En el supuesto de que no existieran tales espacios podrán hacerlo, siempre
que se permita estacionar en la calzada, lo más perpendicular posible a la acera, sin ocupar, en
ningún caso, el carril de circulación. En ningún caso podrán estacionar en zona de estaciona-
miento regulado con limitación horaria, en las reservas de espacio destinadas a otro tipo de vehí-
culos o servicios, ni en ningún otro lugar en el que lo prohíba la presente ordenanza y resto de
normativa de seguridad vial.
2. Las reservas de espacio para estacionamiento de motocicletas o ciclomotores podrán
ubicarse en las aceras, andenes y paseos transitables, siempre que estos tengan una anchura
superior a 5 metros. El estacionamiento en las aceras, andenes y paseos transitables estará per-
mitido cuando esté señalizada la reserva y bajo las siguientes condiciones:
a) En semibatería, a una distancia mínima de 1 metro del bordillo cuando exista zona de
estacionamiento en la calzada.
b) En semibatería, lo más próximo posible al bordillo de la acera cuando no exista zona de
estacionamiento en la calzada.
c) A más de 2 metros de los límites de un paso de peatones o una parada de transporte
público.
d) Únicamente se usará la fuerza del motor para salvar los desniveles de la acera, efec-
tuando el acceso con diligencia.
3. Los estacionamientos de los ciclomotores o motocicletas de más de tres ruedas así
como los motocarros se regirán por las normas generales de estacionamiento, no pudiendo esta-
cionar en los aparcamientos reservados exclusivamente para motocicletas y ciclomotores de
hasta tres ruedas.
4. Los vehículos a que se refieren los apartados anteriores no podrán estacionar entre otros
vehículos, en los casos en los que impidan el acceso a los mismos u obstaculicen las maniobras
de estacionamiento.
5. Queda prohibido el estacionamiento de forma que estos vehículos queden encadenados
o atados entre o a cualquier otro elemento no destinado a tal fin, causando molestias a otros
usuarios de la vía.
6. Se prohíbe el estacionamiento de estos vehículos en las zonas de ordenación y regu-
lación del estacionamiento. El órgano municipal competente en materia de tráfico proveerá los
espacios reservados al estacionamiento de estos vehículos en estas zonas.
Artículo 22. Cambio de ordenación del lugar
Si, por el incumplimiento del apartado 21 del artículo 20 de esta ordenanza, un vehículo
resulta afectado por un cambio de ordenación del lugar dónde se encuentra, cambio de sentido o
de señalización, realización de obras o cualquier otra variación, que comporte incluso el traslado
al Depósito Municipal, el conductor será responsable de la nueva infracción cometida.
Artículo 23. Estacionamiento en lugar indicado
1. En las calles con capacidad máxima para dos columnas de vehículos y con un único
sentido de circulación, los vehículos serán estacionados en el lado que se indique en la señaliza-
ción de circulación.
2. En las calles con capacidad máxima para tres columnas de vehículos y con circulación
en doble sentido, el estacionamiento se hará en un lado de la calle, dejando libre siempre dos
carriles de circulación, los vehículos serán estacionados en el lado que se indique en la señaliza-
ción de circulación.
3. Se prohíbe el estacionamiento en las calles donde el ancho de la calzada sólo permite el
paso de una columna de vehículos.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 19
4. Se prohíbe el estacionamiento en las calles de doble sentido de circulación en las que el
ancho de la calzada sólo permita el paso de dos columnas de vehículos.
Artículo 24. Zonas de ordenación y regulación de estacionamiento
1. La ordenación y regulación de estacionamiento, que podrá ser ofrecido por el munici-
pio, es un servicio público local que pretende la regulación de los espacios de estacionamiento
en superficies disponibles en el municipio, fijando los tiempos máximos de permanencia para
lograr una rotación de vehículos que permita optimizar el uso de un bien escaso cual es el domi-
nio público dedicado a tal fin, sin perjuicio de la existencia de un reglamento u ordenanza propio
del ayuntamiento que lo regule específicamente.
2. Constituirán infracciones específicas de esta modalidad de estacionamiento:
a) La falta de comprobante horario o el falseamiento o utilización indebida del mismo.
b) Sobrepasar el límite horario indicado en el comprobante.
Artículo 25. Ordenación y regulación de estacionamiento
1. Por la autoridad municipal podrán establecerse zonas con Ordenación y Regulación de
Estacionamiento, para cuyo uso será imprescindible la expedición de un comprobante, con las
características que determine la propia autoridad, debiendo el conductor colocarlo dentro de su
vehículo de forma que sea claramente visible desde el exterior del mismo.
2. Igualmente se podrán crear estacionamientos subterráneos, al aire libre o en edificios.
3. Los apartados anteriores podrán ser explotados directamente por la Corporación, por
entidad municipalizada o privada que se estime conveniente. En caso de concesión, esta será
como se disponga en la legislación vigente.
Artículo 26. Plazas de aparcamiento reservadas para titulares de la tarjeta de estaciona-
miento para personas con discapacidad que presenten movilidad reducida
1. Los principales centros de actividad de los núcleos urbanos deberán disponer de un
mínimo de una plaza de aparcamiento reservada y diseñada para uso por personas titulares de la
tarjeta de estacionamiento por cada cuarenta plazas o fracción, de acuerdo con el Real Decreto
1056/2014, de 12 de diciembre, y el Decreto Andaluz de Accesibilidad número 293/2009, 7 de
julio, con el fin de que puedan ser utilizadas de modo exclusivo por aquellos que sean titulares
de las correspondientes tarjetas de estacionamiento de vehículos automóviles para personas con
discapacidad que presenten movilidad reducida, expedidas por las administraciones autonómicas
o locales. Las plazas deberán estar señalizadas vertical y horizontalmente con el símbolo inter-
nacional de accesibilidad.
Los ayuntamientos, mediante ordenanza, determinarán las zonas del núcleo urbano que
tienen la condición de centro de actividad.
2. El titular de la tarjeta de estacionamiento está obligado a colocarla en el salpicadero del
vehículo o adherirla al parabrisas delantero por el interior, siempre con el documento original,
de forma que resulte claramente visible y legible desde el exterior.
Queda expresamente prohibido realizar duplicados o falsificaciones de la tarjeta, así como
su utilización por otros conductores del vehículo cuando no porten a las personas autorizadas.
3. Las tarjetas de estacionamiento para personas con movilidad reducida permiten a su
titular, dentro de las vías de competencia municipal, el estacionamiento sin límite horario en las
citadas plazas reservadas a personas con discapacidad y movilidad reducida.
4. Las personas con movilidad reducida, sólo podrán solicitar una plaza de estacionamien-
to en la vía pública a la administración local, en un lugar próximo al domicilio donde habiten,
que en ningún caso implicará un aprovechamiento privativo del solicitante, pudiendo estacio-
nar cualquier persona que cuente con la tarjeta de aparcamiento para vehículos de personas con
movilidad reducida.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 20
5. La posesión de la tarjeta de estacionamiento en ningún caso supondrá autorización para
estacionar en zonas peatonales, en pasos peatonales, en los lugares y supuestos en que esté pro-
hibido parar, lugares que obstruyan vados o salidas de emergencia, zonas acotadas por razones
de seguridad pública y espacios que reduzcan carriles de circulación.
6. En caso de que no existieran plazas reservadas ni plazas disponibles en las proximida-
des del punto de destino de estos conductores, la Policía local podrá permitir su estacionamiento
en aquellas zonas donde menos pueda perturbarse la circulación de otros vehículos.
Artículo 27. Regímenes de uso de las zonas de estacionamiento ordenado y regulado
Los estacionamientos regulados con horario limitado, que en todo caso deberán de coexis-
tir con los de libre utilización, se sujetarán a las siguientes determinaciones.
El estacionamiento se efectuará mediante comprobante horario o título habilitante válido,
que tendrá las formas y las características que determine la Administración Municipal.
Se establecen los siguientes regímenes de uso de las zonas de estacionamiento regulado:
1. Régimen generaL
Usuarios/as que mediante el abono de las tarifas establecidas en la ordenanza correspon-
diente podrán estacionar en las zonas delimitadas a tal fin.
La persona conductora del vehículo deberá colocar el título habilitante en el salpicadero
del vehículo o adherirla al parabrisas delantero por el interior, de manera que sea totalmente
visible desde el exterior.
2 . Régimen de residente
Tienen la condición de residente las personas físicas, excluyéndose las jurídicas en todo
caso, usuarias del servicio que tengan su domicilio y que de hecho vivan conforme al régimen
que se establezca en la ordenanza correspondiente.
3. TituLares de tarjeta de estacionamiento de vehícuLos automóviLes para perso-
nas con discapacidad que presenten moviLidad reducida
Las tarjetas de estacionamiento para personas con discapacidad y movilidad reducida per-
miten a su titular, dentro de las vías de competencia municipal, en las zonas de estacionamiento
ordenado y regulado, estacionar el vehículo de acuerdo con la Ordenanza correspondiente.
Las tarjetas de estacionamiento para personas con discapacidad y movilidad reducida sólo
podrán utilizarse cuando el titular viaje en el vehículo de que se trate, bien como conductor, bien
como ocupante.
Artículo 28. Días de actividad del servicio de ordenación
El Servicio de Ordenación y Regulación de Estacionamiento estará en actividad en los
días, zonas y horarios que determine el Ayuntamiento, mediante la ordenanza correspondiente.
Artículo 29. Tarifas
El régimen de tarifas y sus modificaciones, así como las disposiciones relativas a sujetos
obligados y exentos del pago, se regirán por lo dispuesto en la ordenanza reguladora correspon-
diente.
Artículo 30. Denuncias de las zonas reguladas
Con independencia de las facultades que ostentan los Agentes de la Policía Local, las
infracciones en la zona de estacionamiento regulado con limitación horaria podrán ser denuncia-
das por los vigilantes específicos de dicha zona.
Artículo 31. Retiro por la grúa y depósito
Cuando un vehículo esté estacionado en zona de estacionamiento regulado y con horario
limitado sin colocar el distintivo que lo autoriza, o cuando se rebase el triple del tiempo abona-
do, podrá ser retirado y trasladado al depósito que determine la autoridad municipal.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 21
A los efectos de la devolución del vehículo se estará en lo dispuesto en el artículo que
regula la retirada de vehículos de la Vía pública.
Artículo 32. Estacionamiento de motocicletas, ciclomotores y ciclos
Se prohíbe el estacionamiento de motocicletas, ciclomotores y ciclos sobre las aceras,
andenes y paseos, salvo que se autorice expresamente mediante la señalización correspondiente.
El Ayuntamiento proveerá los espacios reservados al estacionamiento de estos vehículos.
Artículo 33. Paradas para vehículos de transporte colectivo de viajeros
La autoridad municipal determinará los lugares donde deben situarse las paradas para los
vehículos de transporte colectivo de viajeros, entendiéndose como tales todos aquellos, públicos
y privados, de escolares y de menores, que transporten viajeros. Dichos vehículos no utilizarán
otras paradas que las así establecidas, ni permanecerán en ellas más tiempo del necesario para
dejar o recoger viajeros, salvo que se trate de comienzo o de final de línea.
CARGA Y DESCARGA
Artículo 34. Concepto
Se entiende por operaciones de carga y descarga la acción de trasladar mercancías desde
un inmueble o local comercial a un vehículo estacionado o viceversa.
Tienen la consideración de vehículos autorizados a los efectos de poder efectuar la carga
y descarga en las zonas o espacios señalizados para estas labores, los vehículos que no siendo
turismos estén autorizados para el transporte de mercancías y con esa definición estén clasifica-
dos en el permiso de circulación o posean tarjeta de transporte.
Los vehículos automóviles con tarjetas de estacionamiento para personas con discapacidad
y movilidad reducida permiten a su titular, dentro de las vías de competencia municipal, esta-
cionar el vehículo con un límite máximo de 15 minutos en los reservados de carga y descarga,
durante los horarios fijados en las correspondientes señales.
Los horarios habilitados para la realización de las operaciones de carga y descarga serán
los especificados en las correspondientes señales. En caso de no estar especificado el horario, se
entenderá que la zona está reservada durante todo el día y todos los días del año.
Fuera del horario fijado para las labores de carga y descarga, los espacios señalizados se
ajustarán al régimen de estacionamiento de la zona o vía en que se encuentren, permitiéndose,
con carácter general el estacionamiento de turismos, salvo señalización en contrario.
Artículo 35. Documentos para hacer uso de las zonas de carga y descarga
1. Para hacer uso de las zonas de carga y descarga, los distribuidores y comerciantes debe-
rán estar en posesión de los siguientes documentos:
a) Aquellos cuyos vehículos excedan de la masa máxima autorizada establecida en la
legislación de transportes, esto es 3.500 kg, deberán proveerse de la correspondiente
autorización para el transporte de mercancías de acuerdo con la normativa vigente
(tarjeta de transporte).
b) Aquellos cuyos vehículos no excedan la masa máxima autorizada establecida en la
legislación de transportes no precisarán de la autorización señalada conforme a la
referida legislación, siendo necesario que estén provistos de la correspondiente alta
en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y documento que acredite el ejerci-
cio de la actividad económica correspondiente, mediante los modelos de declaración.
2. Los distribuidores y comerciantes deberán utilizar las zonas reservadas para la reali-
zación de operaciones de carga y descarga, considerándose un uso ilegal los aprovechamientos
cuya finalidad no sea la realización de las mencionadas operaciones.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 22
Artículo 36. Acreditación para vehículos de carga y descarga
Para asegurar el buen uso de las zonas de carga y descarga se pedirá a los distribuidores y
comerciantes que las utilicen, cumplimenten de la siguiente forma la acreditación:
a) Los usuarios del apartado a) del artículo anterior deberán colocar la tarjeta de trans-
porte acreditativa de la autorización exigible en la cara interior del parabrisas delan-
tero, de forma que permita su visibilidad.
b) Los usuarios del apartado b) del artículo anterior, deberán colocar alta en IAE, que
se justificará mediante los modelos de declaración correspondientes, en la cara inte-
rior del parabrisas delantero, de forma que permita su visibilidad.
c) No obstante, la autoridad municipal podrá establecer un sistema unitario de identifi-
cación que venga a sustituir al que se establece en los apartados anteriores.
Artículo 37. Lugares para efectuar la carga y descarga
1. La carga y descarga de mercancías se realizará preferentemente en los siguientes lugares:
a) En el interior de los locales comerciales e industriales, siempre que reúnan las condi-
ciones adecuadas.
En el caso en el que se disfrute de un vado para la salida y entrada de vehículos en
locales industriales o comerciales, las operaciones de carga y descarga deberán rea-
lizarse en el interior de los mismos. Cuando en estos se presuma que las operaciones
de carga y descarga se harán con especial intensidad, la apertura de estos locales,
estará subordinada a que sus titulares reserven espacio interior suficiente.
b) En las zonas reservadas para este fin, dentro del horario reflejado en la señalización
correspondiente.
c) Se permitirá la carga y descarga fuera de las zonas reservadas, únicamente en los
días, horas y lugares que se autoricen especial y expresamente.
2. A efectos de lo previsto en el apartado b) del artículo anterior, podrán establecerse
zonas compartidas entre el aparcamiento regulado con limitación horaria y la actividad de carga
y descarga dentro del horario que para cada cual se determine.
Fuera del horario dedicado a carga y descarga los vehículos comerciales debidamente
autorizados podrán efectuar dichas operaciones siempre que se provean del comprobante horario
y respeten el perímetro autorizado para el estacionamiento.
Artículo 38. Espacios reservados para carga y descarga
1. La autoridad municipal competente en materia de tráfico y movilidad, determinará los
espacios reservados para la realización de operaciones de carga y descarga. Asimismo, tendrá la
facultad de limitar su utilización a determinados periodos del día y de la semana.
2. En estas zonas se establecerán:
a) Sectores de estacionamiento regulado con limitación horaria. Se establecerán dentro de
estos sectores, espacios reservados, para la realización de operaciones de carga y des-
carga.
b) Zonas exclusivas para la carga y descarga. En aquellas vías que la autoridad munici-
pal competente en materia de movilidad determine, podrán acotarse reservas de espacio
para uso exclusivo y obligatorio en las operaciones de carga y descarga. Para delimitar
dichos espacios se atenderá a las necesidades de la zona, quedando prohibida la carga y
descarga fuera de los espacios reservados.
c) En aquellas otras vías en las que no tengan lugar los supuestos a que se refieren los
apartados anteriores, la autoridad municipal competente en la materia definirá las zonas
que sean autorizadas específicamente para la carga y descarga.
Artículo 39. Normas de comportamiento durante la carga y descarga
Las operaciones de carga y descarga de mercancías se realizarán con sujeción a las
siguientes normas de comportamiento:
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 23
a) En todos los casos los ocupantes subirán y se apearán por el lado del vehículo más
próximo a la acera, y el conductor, si ha de bajar, podrá hacerlo por el otro lado siempre
que previamente se asegure que puede efectuarlo sin ningún tipo de peligro.
En ningún caso se podrá obstruir o dificultar la circulación peatonal ni rodada, así como
los accesos a vados autorizados.
b) Las mercancías y materiales objeto de carga y descarga se trasladarán directamente de
los almacenes, locales, establecimientos o recintos al vehículo y viceversa, evitando
depositarlos en la calzada, arcén y zonas peatonales. Se llevarán a cabo con medios y
personal suficientes para conseguir la máxima celeridad y concluirlas lo más rápida-
mente posible.
c) En todo caso, las labores de carga y descarga se realizarán con las debidas precaucio-
nes, evitando ruidos o molestias a otros usuarios o vecinos de inmuebles colindantes y
se respetarán los límites establecidos en lo referente a ruidos, vibraciones y otras for-
mas de contaminación del medio ambiente.
La carga y descarga de piedras, maderas, hierros u otros efectos de peso deberá reali-
zarse observando el mayor cuidado posible para evitar deterioros en el pavimento.
d) Las operaciones de carga y descarga se llevarán a cabo, en lo posible, por el lado del
vehículo más próximo al bordillo de la acera o punto de descarga y/o por su parte trase-
ra sin que pueda quedar oculta la matrícula del vehículo.
e) En caso de existir algún peligro para los peatones o vehículos durante la realización de
la carga o descarga, se deberá proteger la zona, de acuerdo con la normativa vigente.
Existirá en todo momento personal fácilmente localizable cerca del vehículo.
f) Las operaciones de carga y descarga tendrán que realizarse con la obligación de dejar
limpia la vía pública. De producirse cualquier vertido sobre la vía pública, el conductor
del vehículo y su propietario serán responsables de la limpieza de la misma y de los
daños ocasionados, sin perjuicio de la imposición de las sanciones que procedan.
g) Las operaciones de carga y descarga de mercancías molestas, nocivas, insalubres o peli-
grosas, así como las que entrañen especialidades en su manejo o estiba, se regirán ade-
más, por las disposiciones específicas que regulan la materia.
Artículo 40. Carga y descarga en función tipo vehículo
La carga y descarga en función del tipo de vehículo, se realizará de la siguiente forma:
a) Los vehículos con masa máxima autorizada inferior o igual a 3.500 kg podrán realizar
las operaciones de carga y descarga en el interior de los locales comerciales o industria-
les y, si no dispusieran de este espacio, en las zonas de carga y descarga o en aquella
donde esté permitido estacionar.
b) Los vehículos con masa máxima autorizada superior a 3.500 kg realizarán las operacio-
nes de carga y descarga en el interior de los locales comerciales o industriales y, si no
dispusieran de este espacio, podrán hacerlo sólo y exclusivamente en las zonas de carga
y descarga.
Artículo 41. Estacionamiento en zona regulada por motivo distinto
En las zonas con reserva de estacionamiento regulado con limitación horaria si las plazas
pudieran ser ocupadas por motivos diferentes al de la regulación horaria de vehículos de trac-
ción mecánica, como los supuestos de reserva por obras, mudanzas, contenedores, etc., los usua-
rios solicitantes responsables de la ocupación deberán satisfacer los requisitos establecidos en la
ordenanza reguladora correspondiente.
Artículo 42. Regulación zona para carga y descarga
a) El estacionamiento de los vehículos autorizados durará el tiempo prudencial que corres-
ponda a los trabajos a realizar, y en cualquier caso, no podrá exceder del tiempo autorizado,
estándoles prohibido el estacionamiento inactivo.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 24
b) La autoridad municipal competente en materia de tráfico podrá limitar el tiempo máxi-
mo de estacionamiento en las zonas de carga y descarga, indicándose en cada situación mediante
la señal correspondiente y pudiéndose establecer, a efectos de control, los correspondientes com-
probantes horarios.
c) La Administración Municipal podrá regular mediante el establecimiento de tasas la uti-
lización de los espacios reservados para las operaciones de carga y descarga.
d) En ningún caso los vehículos que realicen operaciones de carga y descarga podrán efec-
tuarla en los lugares donde con carácter general esté prohibida la parada.
e) En cualquier caso, y salvo lo dispuesto específicamente para la carga y descarga, en
todas las operaciones de este tipo deberán respetarse las disposiciones sobre circulación y régi-
men de estacionamientos.
Artículo 43. Regulación de la carga transportada
1. En cuanto a las limitaciones y prohibiciones referidas a la disposición y dimensiones de
la carga transportada se estará a lo dispuesto en la normativa general reguladora de la materia sin
que se puedan rebasar los pesos máximos autorizados, así como la longitud, anchura y altura de
la carga transportada.
2. La autoridad municipal competente podrá limitar el tipo de vehículos comerciales que
transporten mercancías y el horario de circulación, siempre que lo crea oportuno y con el objeto
de mejorar el tráfico del municipio, así como determinar las vías afectadas por la mencionada
limitación.
DE LA INMOVILIZACIÓN, RETIRADA Y DESPLAZAMIENTO DE VEHÍCULOS
Artículo 44. Supuestos de inmovilización del vehículo
Siempre que un vehículo incumpla los preceptos de esta ordenanza y pueda suponer un
riesgo grave para la circulación, las personas o los bienes, los agentes de la autoridad encargados
de la vigilancia del tráfico podrán proceder a su inmovilización.
La inmovilización tendrá lugar en los supuestos siguientes:
1. En caso de incidente, accidente o avería del vehículo que impida continuar la marcha.
2. En el supuesto de malestar físico del conductor que le impida llevar el vehículo en con-
diciones de seguridad.
3. Cuando el conductor del vehículo se niegue a someterse a las pruebas de detección de
la alcoholemia, del consumo de drogas, presente síntomas o el resultado del mismo
haya sido positivo.
4. Cuando el vehículo presente deficiencias que constituyan un riesgo especialmente grave
para la seguridad vial.
5. Cuando se detecte que el vehículo está dotado de mecanismos o sistemas encamina-
dos a eludir la vigilancia de la Policía Local o del resto de agentes de tráfico y de los
medios de control a través de la captación de imágenes.
6. Cuando el vehículo exceda de la altura, longitud o ancho reglamentariamente autorizado.
7. Cuando el conductor carezca de permiso de conducción o el que lleve no sea válido, a
no ser que en este último caso acredite su personalidad y domicilio y manifieste tener
permiso válido.
8. Cuando el conductor carezca de permiso de circulación del vehículo o autorización que
lo sustituya, bien por no haberla obtenido, o porque haya sido objeto de anulación o
declarada su pérdida de vigencia, o cuando el vehículo carezca de seguro obligatorio.
9. Cuando por las condiciones externas del vehículo se considere que constituye un peli-
gro para la circulación o produzca daños en la calzada.
10. Cuando el vehículo circule con carga superior a la autorizada o su colocación exceda en
altura o anchura a las permitidas reglamentariamente.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 25
11. Cuando la ocupación del vehículo suponga aumentar en un 50 por 100 las plazas auto-
rizadas, excluido el conductor.
12. Cuando las posibilidades de movimiento o el campo de visión del conductor resulten
sensibles y peligrosamente disminuidos por el número y posición de los viajeros o por
la colocación de los objetos transportados.
13. Cuando el vehículo carezca del alumbrado reglamentario o no funcione en los casos en
que su utilización sea obligatoria.
14. Cuando se carezca del seguro obligatorio del vehículo.
15. Cuando el conductor o el pasajero de una motocicleta o ciclomotor no haga uso del
caso homologado.
16. Cuando el vehículo se encuentre en una zona de uso público en la que esté prohibida la
circulación de vehículos.
17. Cuando la emisión de humos y gases o la producción de ruidos excedan de los límites
autorizados por la legislación vigente.
18. Cuando el vehículo hubiera sido objeto de una reforma de importancia no autorizada.
19. Cuando se observe un exceso en los tiempos de conducción o una minoración en los
tiempos de descanso que sean superiores al 50 por 100 de los reglamentariamente esta-
blecidos, salvo que el conductor sea sustituido por otro.
20. Cuando existan indicios de cualquier manipulación en los instrumentos de control.
Artículo 45. Gastos de la inmovilización
Salvo en los casos de sustracción u otras formas de utilización del vehículo en contra de
la voluntad de su titular, debidamente justificadas, los gastos que se originen como consecuen-
cia de la inmovilización del vehículo serán por cuenta del conductor que cometió la infracción.
En su defecto, serán por cuenta del conductor habitual o del arrendatario, y a falta de estos, del
titular. Los gastos deberán ser abonados como requisito previo a levantar la medida de inmovili-
zación, sin perjuicio del correspondiente derecho de recurso y de la posibilidad de repercutirlos
sobre la persona responsable que haya dado lugar a que la Administración adopte dicha medida.
Los agentes podrán retirar el permiso de circulación del vehículo hasta que se haya acreditado el
abono de los gastos referidos.
En los supuestos previstos en los apartados 5, 17 y 20 del artículo anterior, los gastos de
inspección correrán a cargo del denunciado, si se acredita la infracción.
Artículo 46. Lugar de inmovilización
La inmovilización se llevará a efecto en el lugar que indique la policía local y no se levan-
tará hasta tanto queden subsanadas las deficiencias que la motivaron o se proceda a la retirada
del vehículo en las condiciones que dicha autoridad determine.
La inmovilización del vehículo se producirá en el lugar señalado por el agente de la Policía
Local. A estos efectos, el agente podrá indicar al conductor del vehículo que continúe circulando
hasta el lugar designado.
Si el vehículo inmovilizado fuese utilizado en régimen de arrendamiento, la inmovilización
del vehículo se sustituirá por la prohibición de uso del vehículo por el infractor.
Artículo 47. Supuestos de retirada y traslado de un vehículo
La Policía Local podrá ordenar la retirada de un vehículo de la vía pública, y su traslado
al depósito correspondiente, cuando se encuentre estacionado o inmovilizado en alguna de las
situaciones siguientes:
1. Siempre que constituya peligro o cause graves perturbaciones a la circulación de vehícu-
los, peatones o ciclistas, o deteriore algún servicio o patrimonio público.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 26
2. En caso de accidente o avería que impida continuar la marcha.
3. Cuando, procediendo legalmente la inmovilización del vehículo, no hubiere lugar ade-
cuado para llevarla a cabo sin obstaculizar la circulación de vehículos o peatones.
4. Cuando inmovilizado un vehículo de acuerdo con lo establecido en el artículo 44 no
cesaran las causas que motivaron la inmovilización.
5. Cuando inmovilizado un vehículo en lugar que no perturbe la circulación, hubieran
transcurrido más de 24 horas desde el momento de tal inmovilización, sin que se hubie-
ran subsanado las causas que la motivaron.
6. Cuando inmovilizado un vehículo, el infractor no acredite su residencia habitual en
territorio español, salvo si deposita el importe de la sanción y de los gastos de inmovili-
zación o garantiza su pago por cualquier medio admitido en derecho.
7. Cuando el vehículo permanezca estacionado en la vía pública en condiciones que hagan
presumir fundada y racionalmente su abandono y de conformidad con lo previsto en la
legislación de tráfico y esta ordenanza municipal.
8. Cuando se encuentre estacionado en itinerarios o espacios que hayan de ser ocupados
por una comitiva, procesión, cabalgata, prueba deportiva o actos públicos debidamente
autorizados y reglamentariamente señalizados.
9. Siempre que resulte necesario para efectuar obras o trabajos en la vía pública, que
hayan sido previamente autorizados y reglamentariamente señalizados.
10. Cuando, como consecuencia de accidente, atropello o cualquier otra circunstancia, se
disponga su depósito por las autoridades judiciales o administrativas.
11. Cuando un vehículo permanezca estacionado en lugares habilitados por la autoridad
municipal como de estacionamiento con limitación horaria sin colocar el distintivo que
lo autoriza, o cuando se rebase el triple del tiempo abonado conforme a lo establecido
en la ordenanza municipal.
12. Cuando un vehículo permanezca estacionado en los carriles o partes de las vías reser-
vadas exclusivamente para la circulación o el servicio de determinados usuarios, tales
como carriles bus, parada de bus, parada de taxis, zonas de carga y descarga o zona
verde.
13. En zona reservada para mercadillo (venta ambulante), en los días y horas específicos.
14. Cuando un vehículo permanezca estacionado en lugares habilitados por la autoridad
municipal como de estacionamiento reservado para el uso de personas con movilidad
reducida sin colocar el distintivo que lo autoriza.
Artículo 48. Supuestos de desplazamiento de un vehículo estacionado reglamentariamente
La Policía Local podrá ordenar el desplazamiento de un vehículo estacionado reglamenta-
riamente en cualquier parte de la vía pública en los siguientes supuestos:
1. Cuando se encuentre estacionado impidiendo u obstaculizando la realización de un
servicio público de carácter urgente, como extinción de incendios, evacuaciones, salvamentos u
otros servicios similares.
En casos de fuerza mayor, los miembros del Servicio de Prevención, Extinción de Incen-
dios y Salvamento, en ejercicio de sus funciones y como agentes de la autoridad de acuerdo con
la legislación autonómica vigente, podrán proceder a desplazar los vehículos que obstaculicen el
paso, lo indispensable como para permitirlo.
2. Cuando sea necesario para efectuar obras o trabajos urgentes y/o imprevistos en la vía
pública, o que, estando previstos, no hayan sido señalizados reglamentariamente.
Artículo 49. Estacionamiento lugar peligroso o que obstaculiza gravemente la circulación
Se consideran estacionamientos en lugares peligrosos o que obstaculizan gravemente la
circulación los que constituyan un riesgo u obstáculo a la circulación en los siguientes supuestos.
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga
Número 56 Viernes, 22 de marzo de 2019 Página 27
1. Cuando la distancia entre el vehículo y el borde opuesto de la calzada o una marca
longitudinal sobre la misma que indique prohibición de atravesarla sea inferior a tres
metros o, en cualquier caso, impida el paso de otros vehículos.
2. Cuando impida incorporarse a la circulación a otro vehículo parado o estacionado.
3. Cuando se obstaculice la utilización normal de los pasos rebajados para disminuidos
físicos.
4. Cuando se obstaculice la utilización normal del paso de salida o acceso a un inmueble
de personas o animales, o de vehículos en un vado señalizado correctamente.
5. Cuando se estacione sobre o junto a medianas, isletas, separadores u otros elementos de
canalización del tráfico.
6. Cuando se impida el giro autorizado por la señal correspondiente.
7. Cuando el estacionamiento se produzca en las zonas reservadas para carga y descarga
durante las horas establecidas para su utilización.
8. Cuando el estacionamiento se efectúe en doble fila sin conductor.
9. Cuando se estacione en salidas de emergencia, hidrantes de uso exclusivo de bomberos,
zonas de seguridad o cualquier espacio reservado, reglamentariamente señalizados.
10. Cuando se estacione en carriles destinados al uso exclusivo del transporte público urba-
no o en los reservados para las bicicletas.
11. Cuando se estacione en paradas destinadas al uso exclusivo del transporte público urba-
no señalizada y delimitada o en los aparcamientos reservados para las bicicletas.12.
Cuando se estacione en medio de la calzada, excepto que expresamente esté autorizado.
13. Sobre aceras, paseos y demás zonas destinadas al uso de peatones, cuando se obstaculi-
ce o dificulte ostensiblemente el paso de los mismos.
14. Cuando el vehículo se encuentre estacionado en lugar donde esté prohibida la parada.
15. Cuando se incumpla la señalización provisional de prohibido estacionar colocada por
obras u otros supuestos de reserva de espacio.
Artículo 50. Lugar de depósito
La retirada del vehículo llevará consigo su depósito en los lugares que al efecto determine
la autoridad municipal.
El propietario del vehículo vendrá obligado al pago del importe del traslado y de la estan-
cia del vehículo en el depósito, previamente a su recuperación y conforme a lo establecido en la
ordenanza fiscal correspondiente.
En los supuestos a que se refieren los apartados 8 y 9 del artículo 47 de esta ordenanza, los
propietarios de los vehículos sólo vendrán obligados a abonar los gastos referidos en el párrafo
anterior en el supuesto de que se hubiera anunciado la prohibición de estacionamiento reglamen-
tariamente señalizada, al menos, con 48 horas de antelación al momento en que esta se produz-
ca, computadas en